Trabajar como redactor freelance

Cómo empezar a ganar dinero escribiendo y convertirte en un redactor profesional

Vivir de tu trabajo como redactor es posible. Yo lo hago desde 2006 y gano más que cuando trabajaba para otros. Pero no existen trucos ni atajos: solo esfuerzo, pasión por la escritura y algunos consejos básicos. Lee las recomendaciones que verás a continuación y pulsa en los enlaces para ampliar la información.

Empieza por formarte

Si quieres trabajar como redactor freelance, no basta con saber escribir bien. Necesitas tener formación especializada para dominar los diferentes géneros y formatos que pueden pedirte los clientes. Existen diversos cursos de redacción y cursos de copywriting, impartidos por centros especializados u otros redactores que comparten sus conocimientos. Puedes consultar una lista aquí.

Arregla los temas legales

Para ser redactor freelance en España es necesario darte de alta como autónomo y abonar los correspondientes impuestos y cuotas de la Seguridad Social. En otros países, como ArgentinaVenezuela o México, existen otros requisitos. Al principio puede que prefieras ahorrarte estos gastos, pero es un error: los buenos clientes piden una factura para pagar tus servicios, y para poder emitir una factura tienes que estar registrado (o vas a tener un montón de problemas para cobrar).

Por otro lado, cuando empiezas a trabajar como redactor freelance puedes beneficiarte de algunas ventajas como una reducción de las cuotas de la Seguridad Social y de los tipos de IVA, de modo que la cantidad de dinero que deberás pagar en impuestos y cotizaciones será más reducida.

Crea tu propia página web

Si quieres dedicarte a ganar dinero escribiendo, te recomiendo crear tu propia página web de servicios de redacción. Esto te permitirá ofrecer tus servicios en todo el mundo, las 24 horas del día.

Pero lo más importante es que los clientes que consigas con tu página serán solo tuyos y de nadie más: podrás negociar los precios y condiciones, no tendrás que pagar comisiones ni dependerás de nadie. Hoy en día, es fácil crear una página web con plataformas como WordPress o Blogger o con la ayuda de un diseñador web. Asegúrate de incluir toda la información necesaria sobre tu perfil.

Define tus servicios y tarifas

¿Qué servicios puedes ofrecer como redactor freelance? Seguramente, lo primero que te vendrá a la cabeza es escribir artículos para blog. ¡Pero hay muchas más posibilidades! Existen decenas de servicios de redacción que puedes prestar en tu web (y mejor pagados que los posts).

Hablando de dinero, también tienes que pensar cuánto vas a cobrar por tus servicios (ni hablar a esperar a ver qué te ofrece el cliente). Existe mucha variedad en las tarifas de los redactores freelance: por un mismo texto encontrarás gente que cobra 1 euro y otra que pide 40 euros… Lo mejor es que hagas tus propios cálculos en función del tiempo que necesitas para escribir contenidos y el valor añadido que ofreces. Es la mejor forma de aprender a calcular el precio por hora de tu trabajo de redactor y tener claro, por ejemplo, cuánto cobrar por escribir los textos de una web. Y si quieres una referencia, también puedes ver mis tarifas de servicios de redacción.

Por otro lado, no olvides tomar las precauciones básicas para asegurarte de que realmente vas a cobrar por tu trabajo (hay mucho caradura por ahí) y saber qué puedes hacer cuando no te pagan.

Sal a buscar clientes

Ahora que ya tienes tu propia web de servicios de redacción, es hora de empezar a buscar tus primeros clientes. Hay una gran variedad de clientes que necesitan redactores: empresas, agencias, medios de comunicación, blogs, etc.

Puedes usar varias estrategias para encontrar clientes de redacción. Aunque lo que mejor me ha funcionado durante estos años ha sido tener mi propia página web junto con la búsqueda a puerta fría. Es decir, contactar con empresas que publican contenidos como los que tú puedes hacer y ofrecerles tus servicios.

Además de eso, existen muchas webs de trabajo freelancesitios para ganar dinero escribiendo y páginas que pagan por escribir artículos, donde también puedes encontrar trabajo como redactor. Sin embargo, ten en cuenta que en estos sitios las tarifas son bajas y hay mucha competencia. Pueden ser una ayuda, pero lo más importante es encontrar tus propios clientes como redactor.

Para ello, puedes registrarte en el directorio de profesionales, donde podrás ofrecer tus servicios de contenidos y conseguir trabajo como redactor. Es gratis, tardarás un minuto y podrás empezar a recibir encargos de los clientes.

Aprende a preparar presupuestos

Cuando hayas encontrado tus primeros clientes, deberás preparar un presupuesto de tus servicios de redacción, con el precio y las condiciones del trabajo. Hay varios modelos de presupuestos de servicios de redacción que te pueden ser útiles en función de las características del encargo.

Por ejemplo, cuando se trata de proyectos de gran envergadura, como escribir artículos para blog de forma periódica o escribir documentos largos (libros, ebooks, memorias de empresa, informes, etc.) a menudo conviene preparar un contrato de servicios de redacción, aparte del presupuesto, para proteger tus derechos de autor como redactor y evitar que te roben tus ideas para escribir.

Promociona tus servicios de redacción

Además de buscar clientes, es importante que hagas acciones para darte a conocer y lograr que cada vez más clientes visiten tu página web de redactor. Además de registrarte en el directorio, te recomiendo que crees perfiles en las redes sociales para promocionarte. Muéstrate activo en estas plataformas, siguiendo y comentando los perfiles de empresas de tu sector, así como los de otros redactores influyentes con los que te interesaría colaborar. ¡Muévete para que te vean!

¿Quieres saber más?

Echa un vistazo a la Guía del Redactor Freelance, donde explico paso a paso cómo puedes empezar a ganar dinero escribiendo por tu cuenta. ¡Que te vaya todo genial!

Si tienes alguna duda más, contacta y te responderé encantado. ¡Siempre contesto!