¿Por qué deberías firmar los textos que escribes para tus clientes?

Normalmente, los redactores freelance no firmamos los textos que escribimos para nuestros clientes. En este sentido, somos lo que en el argot se denomina un “negro literario”: nos llevamos el dinero por los textos que escribimos, pero no la fama. Sin embargo, creo que esto debería cambiar por varios motivos. Vamos a ver por qué es buena idea proponer a tu cliente que te deje firmar los textos, para él y para ti.

Nunca me ha importado sacrificar mi ego como autor si me pagan bien. Sin embargo, firmar los artículos que escribes puede tener varios beneficios, tanto para ti como para los clientes.

Beneficios para los clientes:

  • Si el artículo tiene un autor identificado, ofrece mayor credibilidad.
  • Si además de firmar el artículo, estás reconocido como un autor especialista en el tema sobre el que tratas, la credibilidad mejora todavía más.
  • Firmar los artículos te permite compartirlos en tus redes sociales con tus seguidores, lo cual aumenta el tráfico y los enlaces que apuntan hacia el blog del cliente (y de nuevo genera más tráfico y mejor posicionamiento).
  • De cara a los lectores, publicar textos firmados por un autor especializado transmite más credibilidad, confianza y profesionalidad.

Beneficios para los autores:

  • Al firmar los artículos, otros clientes interesados en tu trabajo pueden contactarte para ofrecerte encargos.
  • Supone un reconocimiento público de tu trabajo, lo cual es positivo para tu autoestima y desarrollo profesional.
  • Te permite darte a conocer y posicionarte como un experto en los temas sobre los que escribes.
  • Evita futuras disputas respecto a la autoría de los artículos en caso de que el cliente luego no quiera pagar (mira este post que escribí sobre los derechos de autor de los redactores).
  • Si además incluyes en el artículo un enlace a tu perfil de Facebook, Twitter u otras redes sociales, estarás promocionando tu perfil como autor para conseguir más seguidores e influencia. A la larga, esto hará que tu firma como autor sea más valiosa y podrás pedir más dinero por tus artículos.

En mi porfolio de Contently puedes ver algunos ejemplos de artículos que he firmado para diferentes clientes. Precisamente al elaborar este porfolio surgió la idea de escribir esta reflexión, porque me di cuenta de los pocos artículos que llevan mi firma. Y eso que en diez años habré publicado más de mil posts en blogs de clientes y otros muchos tipos de textos… 

Creo sinceramente que en el futuro, cada vez más clientes nos pedirán que firmemos los artículos, como predije en este artículo. Lógicamente, esto también puede plantear algunos problemas. 

Por ejemplo, tal y como señalaba nuestro compañero redactor José Luis Boj:

«Yo recomendaría a los redactores profesionales que no acostumbren a firmar en los textos que venden, porque aparecer como «especialista» en un gran número de temas puede levantar sospechas (si alguien cultiva demasiados campos del saber es poco probable que esté especializado en todos ellos).»

Por su parte, la experta en marketing de contenidos +Eva Sanagustin apunta en otro artículo:

«Centrándonos en el blog, ¿quién escribe los posts debe firmar con su nombre? Personalmente opino que sí pero no todas las empresas creen que sea buena idea poner como firmante más nombre que el de su marca. Y yo escribo para agencias que tampoco firman los posts. Sea cual sea la decisión, ¿en qué afecta eso al escritor fantasma? Algunos dirían que el precio de lo que escribe pero, en términos de calidad de la redacción, no debería haber ninguna diferencia entre si su nombre se asocia a un texto o no. Un redactor debe sentirse igual de satisfecho con lo que públicamente lleva su firma como con lo que haya escrito en nombre de sus clientes.

Estoy de acuerdo con estos puntos de vista, aunque en mi opinión en el futuro también cobrará cada vez más importancia la especialización: la época del redactor freelance “todoterreno” capaz de escribir sobre cualquier tema, desde ascensores a belleza, está quedando atrás por la creciente exigencia de calidad y originalidad de los textos, ya que de lo contrario nadie los lee.

¿Cómo convencer a tu cliente para que te deje firmar los artículos?

Generalmente, los clientes no desean que se sepa que los textos que publican no los han escrito ellos. Sin embargo, esto no tiene mucho sentido dado que todos sabemos que es poco habitual que un profesional que no se dedique a la escritura tenga tiempo y conocimientos suficientes para dedicarse a alimentar su blog o página web regularmente. Por ejemplo, nadie pensará que un cliente ha programado su web o ha diseñado él mismo su logotipo, ¿verdad?

Para convencer a tu cliente de que te deje firmar los artículos, además de citarle los beneficios que he enumerado anteriormente, puedes “atacar” por el punto más sensible: el precio.

Por ejemplo, al preparar tu presupuesto puedes proponer dos tarifas al cliente:

  • Una tarifa estándar si los artículos van sin firmar.
  • Un descuento del 10 % si te permite firmar los textos.

No hace falta que la firma sea destacada o muy visible. En un artículo para blog puedes ponerla al final, y al escribir los textos de una web tu aportación puede figurar en los créditos. La posibilidad de ahorrar un poco de dinero en cada texto, sumada a los beneficios que puede suponerle a nivel de posicionamiento, son argumentos sólidos para convencer al cliente. ¡No cuesta nada intentarlo!

¿Firmas los textos que escribes para tus clientes? ¿Por qué?

Comentarios

  • Anónimo
    8 enero 2016 at 08:19

    Una idea genial esta de ofrecer una promoción a quienes te permitan firmar los textos. Aunque creo que se puede acotar aún más el terreno y ofrecerlo solamente a quienes nos encargan publicaciones en temas sobre los que queremos destacarnos. ¿No os parece?

  • Unknown
    8 enero 2016 at 08:43

    La verdad que me ha parecido muy interesante el post, pero he de decir que no estoy de acuerdo con 'convencer' al cliente de que te deje firmar los artículos ofreciéndole un 10% de descuento. Es más, si el redactor tiene una buena marca personal, es el propio cliente el que verse beneficiado (y mucho) porque se firme el artículo. El redactor podrá compartirlo orgulloso en sus redes, perfil de Linkedin, Contently, grupos, enviarlo a su bbdd…total, que me parece que habría que convencerle con razones así, que con un descuento, si lo que queremos es aportarle un valor añadido.
    Saludos

  • Redactor Freelance
    8 enero 2016 at 10:20

    Hola:

    Exacto, no se trata de firmarlo todo sino aquellos contenidos a los que nuestro perfil y experiencia como redactores pueda aportar prestigio (y de paso beneficiar al posicionamiento de los clientes).

    Por cierto Fran, me ha gustado mucho tu página aunque creo que deberías añadir una descripción de los servicios que ofreces.

    ¡Saludos!

    Roger

  • Redactor Freelance
    8 enero 2016 at 10:20

    Hola Cristina:

    Entiendo perfectamente lo que quieres decir.

    Mi idea al proponer un incentivo es animar a los clientes que se muestran más reticentes a incluir el nombre del autor en los contenidos que publican.

    Pero como bien dices, si se explica correctamente seguramente no haría falta ofrecer un descuento, que por otro lado nuestras tarifas ya están bastante ajustadas jejeje.

    ¡Muchas gracias!

    Roger

  • Unknown
    8 enero 2016 at 15:40

    Gracias por el articulo! Muy interesante.
    Mi consulta es
    Debria fimar con mi nombre, nombre + twitter, nombre de mi empresa?
    Gracias

  • Redactor Freelance
    8 enero 2016 at 16:20

    Hola Carlos:

    es recomendable firmar con tu nombre y un perfil de Google o redes sociales, como explican en:

    redactorfreelance.com/2014/07/como-afecta-google-author-rank-los.html

    ¡Saludos!

  • Anónimo
    9 enero 2016 at 14:25

    Muchas gracias por la recomendación Roger. Lo tendré en cuenta para actualizar mi página "Sobre mí".

    Un saludo.

  • Anónimo
    9 enero 2016 at 14:29

    Me alegro mucho de que te guste mi página Roger, y te agradezco que me lo digas.

    En cuanto a tu recomendación, la tendré en cuenta y actualizaré mi página "Sobre mí" en breve para indicar algunos de los principales servicios que realizo.

    Saludos.

  • Eva Sanagustin
    10 enero 2016 at 08:52

    Es un debate interesante el que propones Roger, aunque me atrevo a decir que hay tantas opiniones como clientes/autores 😉
    Precisamente el otro día un alumno me preguntó si me gustaría poder decir públicamente que he escrito algún artículo del que me sintiese orgullosa. Mi respuesta fue que algunas veces sí, cuando está el tema relacionado con lo mío. Pero escribo sobre muchos temas y no todos quiero que se asocien a mi nombre.
    Cada caso creo que es diferente y precisamente por eso a la larga puede ser complejo de gestionar: ¿entenderá el cliente que no estés especializado en algo o que ofrezcas descuentos a otros clientes?
    Firmar o no firmar, ¡esa es la cuestión!

  • Redactor Freelance
    11 enero 2016 at 07:21

    ¡Gracias Eva!

    Un profesor de redacción que tuve decía que para saber si un texto estaba bien nos preguntáramos: "¿Se lo enseñarías a tu madre para que lo cuelgue en la puerta de la nevera?".

    Creo que lo mismo es aplicable a firmar los artículos: no habría que hacerlo en todos los casos, pero sí más que ahora. Otra cosa es que a nuestro sector aún le falta madurez para que los redactores nos podamos ganar la vida escribiendo sobre temas que dominamos y no de cualquier cosa como sucede ahora que ni siquiera queremos firmar muchas piezas 🙁

  • Unknown
    30 enero 2016 at 02:41

    Buenas noches amigo, tengo una pregunta, cual paginas me recomendarías para trabajar como redactor?, tengo cierta experiencia en este trabajo y lo máximo que me han pagado es 1$ por artículos de 500 palabras, ayúdame con mejores opciones!

  • Laura Elena
    30 enero 2016 at 12:41

    Pues yo he recomendado a clientes poder firmar pero con otro argumento: el de humanizar el blog y que se vea que escribe una persona con cara y "pelos en la cabeza", y no una empresa de laque no sabes quién está detrás.
    Pero lo que planteas estámuy bien, aunque no se si aplicaría lo deldescuento cuando ya mepasa que muchas veces elcliente quiere lo más barato posible.
    Supongo que depende de a quién te diriges.
    Saludos!

  • Redactor Freelance
    30 enero 2016 at 15:57

    Hola:

    Gracias por tu mensaje.

    Puedes echar un vistazo a la comparativa de webs que pagan por escribir artículos que publiqué hace un tiempo:

    redactorfreelance.com/2012/12/mundo-articulo-elegida-mejor-web-para.html

    Sin embargo, te advierto que las tarifas que pagan estos sitios no son mucho mayores que las que indicas.

    Por otro lado, próximamente publicaré los resultados de la comparativa de webs de trabajo freelance, aquí puedes ver cuáles hemos analizado:

    redactorfreelance.com/2015/06/mejor-web-trabajo-redactor-freelance.html

    Como siempre, yo te recomiendo buscar tus propios clientes con los consejos que encontrarás en esta selección de artículos y en mi Guía del Redactor Freelance:

    redactorfreelance.com/2014/11/quieres-trabajar-de-redactor-freelance.html

    redactorfreelance.com/p/guia.html

    Un saludo,

    Roger

  • Redactor Freelance
    30 enero 2016 at 15:58

    Hola Laura Elena:

    Pues me parece muy buen argumento, desde luego a mí me gusta saber quién ha escrito el artículo de un blog aunque sea una bitácora de empresa.

    En este sentido, la posibilidad del descuento cobra sentido cuando hay resistencia del cliente respecto a que firmes los artículos, pero si ya le parece bien… ¡genial!

    Muchas gracias por tu aportación,

    Roger

  • Rocío Villar
    29 octubre 2016 at 14:29

    Hola Roger. Muy útiles siempre tus artículos.

    Una duda: ¿si firmo el artículo NO le cedo los derechos de autor al cliente, verdad?

    O sea ¿solo cedo mis derechos de autor cuando no firmo?

    Gracias por tu tiempo.

  • Redactor Freelance
    1 noviembre 2016 at 08:23

    Hola Rocío:

    No renuncias a tus derechos de autor a menos que los cedas por escrito al cliente.

    Es decir, no importa si firmas el artículo o no: si no existe un documento por escrito en el que cedas expresamente los derechos de autor al cliente, seguirán siendo tuyos «durante toda la vida del autor y 70 años después de su muerte».

    Un saludo,

    Roger

Añade un comentario