Paren de tocar los cojones a los autónomos (por favor)

Hoy me ha pasado una cosa alucinante: se ha presentado en mi casa una Inspectora Laboral de Empleo y Seguridad Social. Tras enseñarme la «placa», me ha dicho que quería inspeccionar mi centro de trabajo y entrevistar a la empleada que tengo dada de alta (mi pareja). Por supuesto la he dejado pasar, mirar lo que quisiera y preguntar lo que se le antojara: todo es legal, no tenemos nada que esconder. Se ha quedado muy sorprendida al ver que trabajamos en casa y en zapatillas… ¿Pero qué esperaba? ¡Somos freelance! Cada mes pago mi cuota de autónomos, la Seguridad Social de mi empleada y su nómina. Además, tengo que hacer un montón de trámites absurdos y me sancionan si no los hago bien. Mi pregunta es: ¿no tienen otra cosa que hacer que venir a molestar a los que sí pagamos los impuestos?

Lo que me ha ocurrido esta mañana ha sido tan surrealista que confieso que en algún momento he pensado que era una cámara oculta o algún tipo de broma.

A las diez de la mañana llaman al interfono:

-¿Diga?

-¿Roger Garcia?

-Sí, es aquí. ¿Qué desea?

-Vengo por una inspección de trabajo. Abra.

He abierto, pensando que me traía alguna carta o requerimiento de Hacienda o la Seguridad Social (las temibles cartas negras con las que te notifican las sanciones).

inspección seguridad social
Qué divertido que tu jornada de freelance empiece con una inspección laboral...

Pues resulta que no. Aparece una señora con una carpeta en una mano y un carnet en la otra que la identifica como «Inspectora Laboral de Empleo y Seguridad Social».

-Vengo a hacer una inspección laboral, ya que me consta que esto es un centro de trabajo y tiene usted una empleada dada de alta en la Seguridad Social. ¿Correcto?

-Sí. Entonces… ¿Tengo que dejarla pasar, que salga la trabajadora o como va esto?

-Si esto es un centro de trabajo, entonces tiene que dejarme pasar.

-Pues adelante…

Me explico: el «centro de trabajo» es mi casa, donde además de vivir tengo un pequeño despacho donde trabajo. La «empleada» es mi pareja, que hace unos años se quedó en paro, empezó a ayudarme y para hacer las cosas bien decidí hacerle un contrato y pagarle nómina y Seguridad Social (todo legal porque no estamos casados ni somos pareja de hecho). Primero estaba a media jornada y actualmente a jornada completa. Es una maravillosa trabajadora y me ayuda mucho con las tareas rutinarias para que pueda dedicar más tiempo a lo mío: escribir.

En fin, que hago pasar a la inspectora al despacho, donde se encuentra el siguiente panorama: el «jefe» y la «trabajadora», en ropa de casa y zapatillas, metidos en un cuarto pequeño donde, además del escritorio, dos sillas, dos ordenadores, impresora, teléfono, etc. también hay un sofá cama para cuando vienen invitados. Ah, y la tabla de planchar.

oficina en casa freelance
Así es mi oficina en casa, más o menos. Y sí, trabajo en zapatillas. ¿Algún problema?

-¿Es usted la trabajadora? Tengo que hacerle unas preguntas.

Aunque la inspectora no me dice nada, salgo de la habitación porque entiendo que una trabajadora puede sentirse coaccionada si la entrevistan delante de su jefe. Al cabo de un rato me llaman, sale la empleada y me toca a mí pasar por el interrogatorio:

-¿Ustedes a qué se dedican?

-Bueno, pues soy redactor freeelance…

-¿Y eso qué es? No entiendo.

-Escribo textos para otras empresas. Folletos, catálogos, páginas web, artículos para blog…

La inspectora pone la misma cara que mi familia y amigos cuando les explico a qué me dedico (como diciendo «¿y te pagan por eso»?).

-Pero esta empresa figura como Agencia de Publicidad.

-Verá, es que no existe un epígrafe para lo que hacemos.

-Entiendo (toma nota).

Seguimos con el interrogatorio:

-¿Su empleada tiene contrato?

-¿Le paga una nómina cada mes?

-¿Trabaja según un horario?

-¿Vive aquí?
-¿Las zapatillas son suyas o de empresa?

-Etc.

Mis respuestas: sí a todo excepto a si vive aquí o no, porque eso a la Seguridad Social no le concierne. Sí, tiene contrato. Cobra el salario mínimo. Tiene un horario de trabajo (aunque a veces sea flexible). No está empadronada aquí. No estamos casados ni somos pareja de hecho. Lo que seamos es algo que solo nos concierne a ella y a mí.

Me ofrezco a enseñarle el contrato, nóminas, recibos de seguros sociales, etc. Me dice que no hace falta, pero me pregunta si tengo libro de visitas.

-¿Libro de visitas?

-Sí, es un libro pequeño de color rojo.

-Pues no me suena, pero tendría que preguntar a mi gestor.

-¿No le suena? ¿No lo tendrá por ahí?

Por lo visto, así es un libro de visitas de la Seguridad Social. Si no es obligatorio... ¿por qué te lo piden? (Imagen: http://www.arrabeasesores.es/)

Pienso: «Señora inspectora, si tuviera un libro de visitas creo que lo sabría, gracias».

-No lo tengo, pero puede que se quedara en Barcelona, ya que vivía allí cuando empecé como autónomo. ¿Es obligatorio tenerlo?

-De hecho no. Le voy a dejar una citación. Confírmeme si lo tiene o no.

Y me deja este papel, que me dice que no es nada, para que averigüe si lo tengo. Aquí pone que como no responda me pueden multar con 6.250 euros. Pero no es nada…

citación seguridad social 001_pequeño

Y por fin la señora inspectora se va y yo puedo volver a trabajar. Bueno, no porque tengo que llamar a mi gestor, averiguar qué demonios es el famoso libro de visitas, confirmar si es obligatorio y en caso afirmativo comprarlo y legalizarlo cuanto antes. ¡Justo lo que más me apetecía hacer hoy, perder todo el día haciendo trámites!

¿Pero qué más quieren de mí?

Soy autónomo desde 2006 y empleador desde 2009. Cada mes pago mi cuota de autónomos (264,43 euros) y la cuota de seguridad social de mi empleada (de 287,24 a 296,81 euros según el mes). En total, el año pasado pagué 3.173,16 euros de autónomos y más de 3.500 euros de Seguridad Social de mi empleada. Aparte, le pago cada mes su nómina, de la cual Hacienda le retiene el porcentaje correspondiente. Por si eso fuera poco, en la declaración de la renta de este año me sale a pagar unos 2.700 euros, porque por lo visto gano demasiado dinero (vivo en un apartamento de alquiler de 53 m2 y tengo un coche de kilómetro cero que costó 12.000 euros. Esas son mis riquezas).

En total, el año pasado ingresé casi 10.000 euros en las arcas del estado, aparte de retener el 21 % de IVA y el 15 % de IRPF en todas las facturas que hago a mis clientes. No hago trucos de mangas para pagar menos, ni me paso de listo desgravando gastos que no me corresponden como autónomos. ¿Y qué recibo a cambio? Cuando estalló la crisis, en lugar de ayudarme me subieron los impuestos por sorpresa. Y cuando se decidieron a bajarlos, lo explicaron tan mal que lo más fácil era cometer una infracción.

Además de eso, por tener una empleada cada mes tengo que hacer una serie de trámites online (TC, CRA, comunicación de convenio colectivo, etc.) a través de una horrible aplicación online que solo funciona con Internet Explorer y es todo lo contrario a «intuitiva», «amigable» o como se suponga que debe ser una interfaz de Internet. Su uso es una pesadilla que no deseo ni a mi peor enemigo…

captura red directo seguridad social
Esto es la mierda (con perdón) de aplicación online con la que la Seguridad Social pretende que cada mes hagamos el papeleo que antes hacían ellos.

¿Qué más quieren de mí, Excelentísimo Señor Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones públicas, y Excelentísima Señora Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social? ¿Que pague más? ¿Que haga más papeleo?

Antes de ser autónomo, trabajé en varias empresas donde encadené convenios de becario, contratos de prácticas y contratos por obra y servicio durante años. No pagaban las horas extra ni dietas por los viajes. Nunca vino una inspección de trabajo.

Mi pareja trabajó en varias fábricas donde cotizaba por media jornada y trabajaba una jornada completa, a veces con horas extra no pagadas hasta la noche. En la última, trabajaba en un túnel de vapor, mojada hasta los huesos y sin ni siquiera un mono impermeable. Nunca vino una inspección de trabajo.

Conozco muchas empresas de la mal llamada «nueva economía» que venden y compran productos y servicios a través de Internet, mediante PayPal, sin pagar impuestos. Les puedo dar una larga lista de empresas que tienen gente trabajando sin cobrar y sin darles de alta en la Seguridad Social, porque son «colaboradores» y por lo visto eso no cotiza.

¿Por qué no van a inspeccionar estos centros de trabajo y a mí me dejan en paz?

Como esto siga así, me tiro al monte

Estoy cansado, muy cansado. Soy consciente de lo difícil que es ser autónomo en España, pero es que si además quieres crear puestos de trabajo, se vuelve una misión casi imposible. Señores y señoras de los Ministerios correspondientes: yo tengo que dedicar mi tiempo a trabajar, no puedo emplear mi jornada en atender inspecciones y a realizar trámites interminables, ni a hacer cola en Hacienda o la Seguridad Social esperando a que me expliquen qué hecho mal y qué multa me van a poner esta vez.

freelance al límite
Autónom@ español después de 10 años aguantando cabronadas de los sucesivos gobiernos.

Como esto siga así, tiro la toalla: despediré a mi empleada y sumaré un parado más a la larga lista de cuatro millones y pico de desempleados; dejaré de pagarle una nómina y tendrán que pagarle el paro o una ayuda; me quitaré de autónomos y trabajaré en negro, o facturando a través de una cooperativa y así solo tendré que cotizar un día al mes.

¿Es esto lo que quieren? ¿Qué deje de aportar más de 10.000 euros anuales a las arcas de un país con 56.000 millones de euros de déficit público? ¿Que deje de recaudar impuestos a mis clientes y de generar riqueza sin recibir apenas prestaciones a cambio?

número autónomos españa ultimos diez años

En España hay más de 3 millones de autónomos, el 18 % de los afiliados a la Seguridad Social. Más de 300.000 autónomos han dejado de serlo desde que empezó la crisis. Y como sigan jodiéndonos de esta forma, creo que pronto me uniré a ellos…

Por favor, comparte con #Dejendetocarloscojonesalosautónomos o haz un comentario abajo si crees que en España se maltrata a los autónomos.

Comentarios

  • BEREBERE
    13 mayo 2016 at 14:53

    Pues no te vas descalzo, felicidades, cierra la puerta al salir y que no se escape más dinero de España!

  • Unknown
    13 mayo 2016 at 15:04

    Es lamentable que tengamos que buscarnos la vida haciendo mil cosas cada día, con quebraderos de cabeza de si fulano me pagará este mes, cuanto tengo que pagar de IVA, de esto, de lo otro… Y luego tener derechos 0, pagar una pasta de SS y tener que comerte el coco para presentar documentos que no entiende ni Dios (o eso o pagar otro dinero a un asesor). En fin todo muy bien en este nuestro querido país.

  • Playmobil
    13 mayo 2016 at 15:53

    Bueno, a mí este año que ha tocado presentar una declaración paralela a Hacienda. Al final no han encontrado irregularidades porque no las había. Colaboro y facturo mucho con y a otros autónomos. Eso ya les parece sospechoso. Tremendo.

  • Jorge
    14 mayo 2016 at 12:37

    En un estado social democrático y de derecho, todos estamos sometidos a la normativa vigente y no tiene que asustarnos estar sometidos a inspecciones de hacienda o de trabajo si no tenemos irregularidades que ocultar

  • Jorge
    14 mayo 2016 at 12:39

    Curiosamente necesito la aprobación para publicar el comentario, y luego nos asustamos que nos controlen, pero en este caso el controlado también es controlador.

  • Anónimo
    14 mayo 2016 at 23:40

    A una colega que curra en casa le fueron también y alucinamos. Desde entonces vivo con miedo de que me vengan a mí y me pillen con la teta fuera dando de mamar a mi hijo (soy autónoma desde queme echaron embarazada del mayor y como a madres recientes no contratan y además yo peco de querer conciliar… Pues aquí sigo con el segundo bebé currando de freelance y pagando por trabajar como aquel que dice…) Yluego ves lo de Panamá, las puertas giratorias, el esquilme de dinero público, etc… Y dan ganas de mandarlos a pastar a todos. Qué país

  • Anónimo
    15 mayo 2016 at 21:51

    Queremos trabajar de verdad que si, pero qué difícil! 32 años, viviendo con mi madre, cotizados 3 meses, llevo trabajando desde los 20 más o menos, siempre en negro y nunca superando los 400€/mes. Desde hace 3 años cobrando una media de 30€/mes. Soy diseñadora, con un máster, de verdad que quiero trabajar y cotizar, aspirar a una jubilación digna, a una vivienda, a poder tener una familia y mantenerla. Imposible con todo esto.

  • Anónimo
    15 mayo 2016 at 21:55

    No es miedo (aunque a veces si) es indignación. Casi pagamos por trabajar. Otros países pagan impuestos según facturan y desde luego menos cantidades.

  • Anónimo
    15 mayo 2016 at 22:03

    Las inspecciones de trabajo las avisan siempre antes de ir. (los inspectores no están para ir perdiendo el tiempo de empresa en empresa si no están los jefes) si hacen la visita sin avisar es porque alguien ( en este caso pueda ser un vecino, alguien de la competencia..) los llama para (denunciar) que vayan. He trabajado muchas veces como colaboradora, sin cobrar, sin cotizar, "por coger experiencia" con ilusión de que algún día esto mejore. Y tiene pinta de que no, leyendo todos los comentarios. Soy diseñadora de interiores, le entiendo perfectamente. Queremos trabajar pero tenemos más difícil para llegar a fin de mes que los que no dan un palo al agua. Y así nos va!

  • Anónimo
    15 mayo 2016 at 22:08

    Temas como la sanidad, la educación y el empleo no deberían ser gestionados por gobiernos que pueden cambiar cada 4 años y cada uno con su ideología. Deberían existir pactos nacionales y agenos a la política.

  • Anónimo
    15 mayo 2016 at 22:12

    Desde luego no se si da miedo, pero da respeto meterse en este berenjenal.. Soy diseñadora de interiores y con 32 años sólo cotizados 3 meses. De verdad que entran ganas de olvidarse de la vocación para trabajar de lo que sea.

  • Anónimo
    15 mayo 2016 at 22:53

    Mi padre arquitecto, también fue autónomo y además trabajaba para el coegio de arquitectos. Lo crujian en la declaración..tenía dos trabajos y encima se traía a casa. 24h trabajando literalmente. Mi madre psicóloga, es fija en un colegio y para otro de la misma empresa la tienen de falsa autónoma, solo trabaja un día a la semana en cada uno de los colegios. No le pagan/contratan por más. El trabajo se lo trae a casa y sin cobrarlo. La crujen también en la renta. Yo aspiraba a ser autónomo, tener mis propios horarios, trabajar desde casa..mi carrera, mi vocación. Pero visto lo visto…nos llevamos toda la vida trabajando para conseguir dinero y al final nos gastamos ese dinero en curar la salud que nos dejamos trabajando..

  • Elisabeth Lahoz
    16 mayo 2016 at 18:29

    Qué decir que no se haya dicho ya… Pero es imposible ser autónomo/freelance y no intervenir ante tus palabras, Roger. Situación INDIGNANTE la de aquell@s que tratamos de labrarnos un porvenir (no vivir de ayudas) y encontrarnos día tras día con esta respuesta por parte de la Administración. Ánimo!

  • Redactor Freelance
    17 mayo 2016 at 07:18

    Muchas gracias por tus palabras Elisabeth, es exactamente lo que quería expresar en el artículo. ¡Saludos!

  • Redactor Freelance
    17 mayo 2016 at 07:19

    Hola Jorge: legalmente soy responsable de los comentarios que se publican en mi blog, por lo tanto debo moderarlos. Saludos.

  • Redactor Freelance
    17 mayo 2016 at 07:20

    Hola José Manuel: lo mejor de todo es que por ejemplo la Seguridad Social lanza nuevos requisitos burocráticos que no te notifica pero que estás obligado a cumplir. Según me recomendaron en su teléfono de información, tengo que consultar cada día el BOE para enterarme de las novedades. Sic.

  • Redactor Freelance
    17 mayo 2016 at 07:22

    Hola Lucía: totalmente de acuerdo, las medidas siempre son para los autónomos que empiezan, a los que llevamos años contribuyendo que nos zurzan. En cuanto a lo de las zapatillas… ¡vigila que no les gusta! 😉

  • Unknown
    17 mayo 2016 at 16:04

    Y luego nos quejamos de que los jóvenes españoles no quieren emprender sino ser funcionarios …Porqué será? (Soy autónoma y socio de Pyme durante toda mi vida laboral hace ya casi 20 años) ¡Excepto de estudiante donde me contrataban por cinco días y cosas así!

  • Anónimo
    17 mayo 2016 at 21:51

    Hola, yo llevo dos meses como autonoma y estoy acojonada,,,, y ya leyendo tu historia ni te cuento!! esto tiene que cambiar!!! no podemos seguir así, todo mi apoyo.

    Gemma

  • Cecilio
    17 mayo 2016 at 22:15

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Añade un comentario