¿Artículos de prueba sin cobrar? ¡No, gracias!

¿Artículos de prueba sin cobrar? ¡No, gracias!

Más de una vez hemos comentado en este blog que no es recomendable realizar pruebas de redacción sin cobrar. En este artículo Elisabeth Lahoz, una redactora especializada en temas medioambientales, te cuenta dos experiencias con las típicas solicitudes de artículos de prueba. ¿Quieres saber qué le pasó?


Recientemente me topé con un vídeo que trataba el tema del que quiero hablaros en este artículo: el «trabajo gratis». En él, el protagonista plantea a varios profesionales de diferentes sectores probar sus servicios gratuitamente con el fin de valorar si contratarlos o no. «Así reaccionan en otras profesiones cuando les pides que trabajen gratis» es el argumento de este vídeo de Zulu Alpha Kilo, una agencia de Toronto (Canadá). Podéis visualizarlo a continuación:




Como veréis, se menciona el término spec, que es algo así como «trabajo sin seguridad de pago» (en #SayNoToSpec o en NO!SPEC podéis leer más información al respecto, son campañas similares al #gratisnotrabajo en español).

Esto me pasó de verdad hace poco


Pues bien, transcurridos algunos días y encontrándome en plena reflexión sobre la cuestión, cierta empresa (de cuyo nombre no quiero acordarme) contacta conmigo desde mi web para solicitarme la redacción de una serie de artículos de forma continuada, concretamente dos semanales (en total ocho al mes). Hasta aquí todo normal. Pero la temida pregunta no tarda en llegar: 

«Podrías escribir un artículo de 500 palabras de prueba?», a lo que añade: «Si el artículo es válido, lo publicaríamos y te lo abonaríamos, además de empezar a colaborar».

Les respondo que el pago del artículo de prueba se realiza por adelantado, tras lo que me contestan: «No trabajamos de ese modo […] no podemos efectuar un pago sin saber cuál será la calidad de tu servicio». Les remito al porfolio de mi página web para que puedan valorar dicha calidad. Además, les menciono que si lo desean, puedo enviarles algunos enlaces a artículos similares redactados para otros clientes. Y finalmente les señalo que no puedo ponerme a trabajar sin saber si el texto me va a ser o no abonado... No han vuelto a escribirme. 

Seguramente hayan contactado ya con algún «colega» de profesión, redactor, que aceptase la propuesta. Es posible que le vaya bien e inicien esa colaboración, pero también puede ocurrir que, según criterios de la empresa que desconocemos, no les guste su artículo y «adiós muy buenas»; no le paguen y se larguen con el texto, su tiempo y su esfuerzo. ¿De verdad tenemos que asumir ese riesgo?

Otra ocasión en la que sí piqué el anzuelo


Me sucedió algo similar hace aproximadamente un año. En esa ocasión accedí y realicé el artículo de prueba gratis, sin cobrar, con la esperanza de lograr una colaboración con el cliente más o menos duradera… Aún hoy espero unos encargos de redacción que nunca llegaron. Desde entonces, me prometí a mí misma que no realizaría más pruebas de redacción que no me remunerasen. Tampoco regalo planes de contenidos, ideas para escribir artículos o similares.

Tengo clientes que, en su derecho, me han solicitado un artículo previo de prueba, pero acompañaban dicha solicitud de un «que te abonaremos» o «y envíame la factura por el mismo»; o que tras indicarles que este se paga por adelantado, se manifestaban conformes. Para mí, es un muy buen indicativo de la fiabilidad del cliente o de la empresa en cuestión. Aquellos que se muestran recelosos o que regatean, normalmente no merecen la pena a medio o largo plazo; tarde o temprano dan problemas.

Volviendo al vídeo del inicio, visualizad la situación: Es como si entrases en un bar, le pidieses un café de prueba al camarero y le dijeses que, si te gusta, se lo pagarás y además volverás en el futuro; o como mencionaba Roger en este otro post
«… imagina que llamas a un pintor y le dices que quieres que venga a tu casa y te pinte una habitación para ver qué tal trabaja. Luego, en función de cómo le quede, decidirás si le contratas para pintar el resto del piso». 

¿Por qué en otros sectores es poco menos que una barbaridad y en el nuestro (o semejantes) es una práctica habitual?

Lo sé, sé que es duro cuando comienzas en esto de ser freelance o tienes un mes «flojo», miras tu cuenta corriente y ná (¿se me ha notado el andaluz?); lo he vivido, y también tengo meses malos en los que me entran ganas de aceptar cualquier encargo mal pagado. Tan solo detente un momento y piensa si realmente compensa, y a las pruebas de redacción di sí pero, como decían en la película Jerry Maguire, «¡Enséñame la pasta!»:

Porque sí, nos gusta nuestro trabajo, nos encanta lo que hacemos, pero #GratisNoTrabajo. Entre todos podemos erradicar esta fea costumbre.

¿Te ha ocurrido? ¿Algún cliente te ha solicitado un artículo de prueba gratis o te ha dicho que te pagaría solo en caso de quedar satisfecho? ¿Qué hiciste?



Elisabeth Lahoz la redactora medioambiental

Acerca de la autora

Me llamo Elisabeth Lahoz. Soy redactora freelance y ambientóloga. Escribo para ganarme una vida a mi manera. Estoy en www.laredactorambiental.es. Si lo deseas, puedes contactar conmigo en Twitter, LinkedIn, Google Plus o mediante correo electrónico en laredactorambiental@gmail.com


También puedes leer:


-Hacer pruebas de redacción sin cobrar: ¿sí o no?

-Que no te roben tus ideas para escribir contenidos

-Siete consejos (y una plantilla) para que no te estafen

CONVERSATION

33 comentarios:

  1. ¡Bravísimo!

    Creo que cuando empezamos todos nos hemos visto tentados por semejante propueatas.

    Después toca enfadarse con una misma y aprender de los errores.

    Respeto y valoro el (buen) trabajo de los demás y espero que con el mío se haga lo mismo.

    Hablar de estos temas y compartir experiencias me parece genial para que los caraduras cada vez tengan menos opciones.

    ¡Gracias a los dos!

    Un abrazo,

    Pepa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Pepa!

      Me ha encantado tu propuesta de "facturas de prueba" en Twitter... ¡Me lo apunto!

      Todos somos profesionales y cobramos por nuestro trabajo. Punto y final.

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
    2. ¡Gracias a ti, Pepa!

      También me encantó tu propuesta ^^.

      Exacto Roger, como profesionales que somos NO podemos trabajar gratis ¡y punto!

      Tenemos que hablar, compartir y denunciar abusos para hacernos «grandes y fuertes».

      Un abrazo,

      Elisabeth

      Eliminar
  2. Si ciertamente son cosas que pasan, a mí me ha pasado que me han pedido artículos para probar pero afortunadamente me los han pagado, en algunos casos me contratan en otros no, eso ya es otra historia, pero jamás aceptaría trabajar sin ser remunerado, eso se llama trabajar por anzuelo, es decir hay muchas "empresas" que usan esto como práctica, no sólo en el campo de los escritores freelance, por ejemplo en Uruguay es muy común reclutar personal de jóvenes sin experiencia, los usan por un par de semanas dándoles un supuesto entrenamiento no remunerado para trabajar en call centers y estamos hablando de 4 horas diarias por una o dos semanas, y en ese tiempo hacen cosas en beneficio de la empresa, después no contratan a nadie y no les cuesta nada porque la gente acepta esos supuestos entrenamientos con la esperanza de que van a ser contratados. En el mundo laboral las reglas deben ser claras en todos los campos, el trabajo de otros tienen un coste y debe ser pagado, sino eso se llama explotación hablando en términos reales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fidel:

      Eso que comentas también sucede en España, supuestas "formaciones" en las que en realidad trabajas.

      Una duda: ¿cuando te piden artículos para probar, te aseguran que te los pagarán aunque no los acepten, o solo si les gusta tu trabajo?

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
  3. Impecable artículo!

    Y por supuesto que me ha ocurrido en muchas ocasiones. Y la última vez hace apenas unos días atrás, cuando una empresa (de cuyo nombre tampoco quiero acordarme) me dijo lo mismo, que para poder trabajar como redactora freelance para ellos tenía hacer un artículo de prueba de mínimo 500 palabras para ver la calidad de la redacción. Le comenté que no realizaba artículos de prueba gratis y le envié referencias de artículos míos. A lo que me contestó, "Ya, pero necesitamos uno de prueba para ver cómo te desenvuelves en el artículo que te proponemos. Suerte".

    PD: Muy buenas las comparativas con el café y el pintor.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrea:

      Muy lamentable esto que comentas.

      ¿Intentaste negociar que te pagaran el artículo de prueba, o tenía que ser gratis si o sí?

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
  4. A mi me ha pasa todo el tiempo, pero la mayoría me han abonado los artículos de prueba. Hace poco recibí una propuesta muy tentadora porque pagaban muy bien pero me pedían 2 artículos de prueba. Bueno, les dije que no había problema pero que tenía que cobrarlos....no me contactaron más. Si en esta profesión, no hacemos valorar nuestro trabajo, entonces ¿quien?. Yo, personalmente, tengo la política de cobrar cada palabra sin excepción. Al que no le guste que consiga otro. Generalmente, quien te paga como corresponde son los clientes más serios y responsables que se logran. Además, no hay que olvidar que muchos nutren su blog con los artículos de prueba que muchos escritores hacen sin cobrar. En eso yo no caigo. Un abrazo a todos! Me encanta leelos siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Shirley!

      Estoy 100 % de acuerdo con tu política: hay que cobrar hasta la última palabra.

      Es lo normal en casi todas las profesiones, nadie regala su tiempo, esfuerzo y conocimientos.

      ¡Saludos!

      Roger

      Eliminar
  5. Es que creen que uno es bruto o que nació ayer... ¡Hay que ver!

    O cuando publican: "Necesito desarrollar un contenido sobre X tema de 8000 palabras por $5. Si no está conforme con el presupuesto entonces no oferte, porque es todo lo que pagaré, y previamente necesito un texto de prueba, si me gusta habrá mucho trabajo futuro"... ¡No, pues! ¡Y se lo van a llevar las hormiguitas! Lo triste es que ese tipo de propuesta recibe MUCHAS respuestas de redactores que no se valoran y hacen lo que sea por una miseria. A ese paso, ¿A dónde iremos a parar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luisa María:

      Eso es lo más triste, que siempre hay gente dispuesta a hacer el trabajo por el precio más bajo imaginable. Con eso no se puede competir, por eso yo propongo pasar de las webs de trabajo freelance que publican ofertas abusivas y buscar clientes de verdad por otros canales.

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
  6. A mi me ha pasado hace poco con una empresa que supuestamente busca redactores para empresas. Al no enviarle el post con el tema que requerían para "pasar la prueba" y yo diciéndole, que las pruebas las cobraba. Me contestaron que lo sentía y me largaron una peronata por no decir sermón, que la verdad no me interesa y les contesté. Que no se preocupara que empresas así, hay miles, si creían que iba a caer en "su prueba" van por muy mal camino.
    Yo creo que creen que una es tonta al caer en esas cosas.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Viviana:

      Como decían en otra campaña similar organizada por los músicos contra las actuaciones gratis:

      "No me cuentes tu vida y págame la actuación".

      Es vergonzoso que haya empresas a las que les parece normal pedir que trabajes gratis y encima te echen el sermón si te niegas...

      ¿Nos podrías compartir (anónimamente) qué te dijeron o los argumentos con los que defendían la prueba gratis? Siento verdadera curiosidad por saber cómo se puede justificar esa petición.

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
  7. Tenéis toda la razón: no debéis aceptar trabajar sin cobrar. Una empresa seria puede hacerse una idea del tipo de redactor con cualquier referencia que vea en vuestra web o blog. Sólo envio este pequeño mensaje para animaros: tenéis mucho futuro porque la gente escribe cada día peor... supongo que por las prisas, los teclados de los Smart-pones, o lo que sea, también supongo que es porque cada día leemos menos y por tanto se escribe peor... ¡ánimos! ¡Es fantástico leer un texto bien redactado por un profesional!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:

      Si nadie hace pruebas gratis, esta práctica se acabará en seco.

      Solo con que un profesional acceda, perjudica a los demás porque lo convierte en norma.

      Por otro lado, además de una cuestión de calidad, creo que es una cuestión de tiempo: para escribir buenos contenidos hay que dedicar tiempo a investigar, revisar, optimizar, etc.

      La mayoría de empresas y profesionales carecen de ese tiempo y por eso necesitan contratar a redactores profesionales.

      ¡Muchas gracias por tu aporte!

      Roger

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Por supuesto que no hay que trabajar gratis bajo ningún concepto y menos en esta maraña de internet llena de timos. Por eso hay que publicar el nombre de esas webs para boicotearlas. Si no denunciamos nos quedamos siempre a medio camino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José:

      Estoy de acuerdo, al menos las ofertas públicas que piden pruebas gratis o trabajo gratis hay que denunciarlas para concienciar, avergonzar a las empresas que las publican y pedir su retirada a las plataformas de trabajo freelance que las publican. En la campaña #gratisnotrabajo se han hecho varias acciones de este tipo y generalmente han funcionado.

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
    2. Estoy con vosotros. Si algo he tratado de perseguir al redactar este artículo es alentar a los redactores a decir «NO».

      Tenemos un magnífico instrumento de denuncia a nuestro alcance: las redes sociales (#gratisnotrabajo). El abusar se va a acabar ;)

      Un abrazo,

      Elisabeth

      Eliminar
  10. Me ha pasado varias veces, esta semana mismamente. Pocas cosas tengo claras en mi profesión, pero las que tengo claras las tengo MUY claras. Una de ellas es esta. Nunca haré un post de prueba gratis. En este último caso pasé presupuesto, incluyendo el texto de prueba, y la respuesta fue el silencio. Cosa que tampoco entiendo, si no te cuadra (el presupuesto o lo que sea) al menos me gusta recibir una respuesta declinando amablemente mi propuesta. Pero lo de ni siquiera responder también es habitual… No cuesta tanto, ¿no? ¿A vosotros también os pasa? ¿Y os da tanta rabia como a mí?

    Y otra cosa que aprendí después de que me robaran varias ideas es la de cobrar también por ello. Pequé de confianza pero es algo que ya no me volverá a pasar más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy sí, eso me pasa mucho: mando un presupuesto y nunca más se supo... ¡Da mucha rabia!

      Hasta hablé del tema en un artículo del blog:

      http://www.redactorfreelance.com/2013/06/como-volver-contactar-con-clientes.html

      Muchos clientes no valoran el trabajo que supone preparar un presupuesto o propuesta. Incluso me he planteado cobrar por esa tarea, al menos en los casos en los que se requiere analizar la página del cliente, proponer un calendario editorial o temas para los artículos, definir una estrategia de contenidos...

      Todo esto requiere un trabajo y merece al menos una respuesta por parte del cliente.

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
    2. Cierto, ¡muchísima rabia!

      Tal y como recomendaba Roger en ese artículo, cuando el cliente no responde a la propuesta suelo enviarle un e-mail para comprobar si la está o no valorando. Hay quien responde y quien sigue sin dignarse a hacerlo.

      Basta con un correo escueto declinando la propuesta... Aunque solo sea por educación.

      Un abrazo,

      Elisabeth

      Eliminar
    3. Pues sí... ¡No cuesta nada ser educado y profesional!

      Eliminar
  11. Debo ser un bicho raro porque nunca me han pedido un artículo de prueba gratis.
    Algunas veces un cliente que ha solicitado varios posts se ha mostrado dubitativo, y le he propuesto redactar un solo artículo antes de comprometerse con todo el paquete. Pero siempre pagando.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué suerte, Ana!

      Eso es que eres muy buena profesional :-)

      Lo que comentas es una posibilidad que ofrezco a menudo a los clientes nuevos: hagamos primero un artículo de prueba (remunerado) y si ambas partes quedamos satisfechos entonces acordamos una colaboración continuada.

      Siempre hablamos de la satisfacción del cliente, pero también es importante que el redactor quede satisfecho (que el cliente no pida muchas revisiones, que los cambios solicitados sean lógicos, que el contenido se publique o use de la forma adecuada, etc.)

      Todo esto también es importante para que una colaboración a largo plazo tenga éxito.

      ¡Saludos!

      Roger

      Eliminar
  12. Son muchas las historias de grandes escritores, pintores, escultores, dibujantes -artistas todos- que sufrieron la ignominia de no saber vender su trabajo y terminaron sus días en la más absoluta pobreza. Ser artista -guardando las proporciones del talento- muchas veces conlleva cierto nivel de retraimiento, desidia, ignorancia y hasta temor y desprecio por los mecanismos financieros y la multiplicación de la riqueza.
    La necesidad tiene cara de una prima mía que tuvo varios abortos buscando el amor verdadero. Los lobos andan sueltos y las ovejas se afanan en escribir los versos más tristes esta noche y te dicen, por ejemplo, que el cielo no brilla para todos y la personalidad no se vende en las esquinas. De otra forma, no habría sindicatos.
    Tampoco creo que esto de "probar" a la hora de tener hambre intelectual (y de la otra) sea exclusivamente un asunto de "no ser profesional".
    He sido instructor gran parte de mi vida y de eso he aprendido que los artistas "consagrados" son generalmente malos profesores: Instruyen demasiado convencidos que cualquiera puede hacer lo mismo que ellos y se muestran impacientes con las debilidades, flaquezas y carencias de sus alumnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me considero un artista, me considero un profesional de la redacción, por lo tanto tengo que saber vender y tengo que asegurarme de que voy a cobrar.

      Luego igual decido dedicar el dinero que gane a escribir y publicar una novela que no leerá nadie, pero eso ya es otra faceta de mi vida que no tiene nada que ver con mi trabajo.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  13. Yo era víctima constante de esta situación! Pero no hay mejor maestro que la experiencia y sin duda los buenos consejos que encontré en el blog de Roger. Actualmente sigo recibiendo propuestas de ese tipo, es importante que los colegas sepan que tienen todo el derecho de cobrar por toda clase de muestra, el trabajo nunca se regala para ello también hacerse de un buen portafolio de muestra. Muchos suelen enviar el mismo mensaje con copia a decenas de escritores con mensajes como "envíame una muestra de tu trabajo sobre tal tema" y alegan diciendo "se trata de una prueba para seleccionar al mejor".
    Excelente ejemplo, ningún pintor te pintará una habitación de muestra GRATIS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Erendira:

      Bueno, una cosa es pedir un artículo de muestra sin cobrar para valorar al redactor y no pagar si no te gusta (algo que considero una práctica poco respetuosa con los profesionales) y otra cosa es intentar estafar a la gente solicitando contenidos por la cara. Eso me parece mucho más grave y desde luego si hay constancia de estas prácticas es necesario denunciarlo en Internet para que otros redactores no se vean afectados por este tipo de estafas.

      ¡Gracias por comentar!

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
  14. Un comentario corto: Existen algunos websites como, por ejemplo, "Vcontenidos" que piden muestras para, luego, venderlas. Ya lo comprobé !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rodrigo:

      Vaya, es muy grave esto que comentas.

      ¿Te ha ocurrido personalmente?

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
  15. Roger: además de Vcontenidos (uruguaya), hace como dos años detecté una website (de la que te comenté por email) que tiene un sitio "hermano": se llama "Seudonimo.com" (español). Otra es "Tuensayo.com" (creo que es colombiana). Estas tres también se dedican a PEDIR PRUEBAS y,cuando las tienen, se evaporan como el éter. No hay derecho. ¿Qué se puede hacer con estos abusadores, Roger?

    No hay derecho, que haya tanto pillo (estafador) en el medio !! ¿Qué podemos hacer?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rodrigo:

      La mejor forma de evitar abusos es no hacer pruebas de redacción sin cobrar.

      En el caso de las páginas que esté demostrado que además usan estos contenidos sin permiso, hay que denunciar en Internet para evitar que sigan actuando impunemente.

      Es realmente lamentable que sucedan estas cosas.

      ¡Saludos!

      Roger

      Eliminar

Subir