Suscripción

¿Buscas redactor?

Encuentra el redactor que necesitas



Si buscas un redactor freelance, copywriter, corrector, etc. echa un vistazo a mi perfil a ver si puedo ayudarte, consulta el Directorio de Redactores o rellena este formulario y te recomendaré al más adecuado. También te sugiero leer los consejos que encontrarás a continuación.


¿Qué es un redactor freelance?


Un redactor freelance, redactor de contenidos, copywriter, etc. es un profesional que se dedica a la redacción de contenidos que le encargan otras empresas, profesionales, agencias, tiendas online, portales de Internet, medios de comunicación, etc.

Aunque los redactores freelance han existido siempre (por ejemplo como colaboradores externos de medios de comunicación), gracias a Internet en los últimos años esta profesión se ha popularizado y ha ganado visibilidad y reconocimiento.


¿Qué tipos de redactores freelance hay?


No todos los redactores de contenidos son iguales: cada uno tiene una experiencia y especialización diferentes, que debes tener en cuenta a la hora de seleccionar al profesional adecuado para tu negocio. Por ejemplo existen copywriters especializados en marketing, comercio electrónico, tecnología, gastronomía, medioambiente, deporte, etc.

Es importante que elijas a un redactor freelance con experiencia en tu sector, porque de esta manera podrá ofrecerte contenidos más fiables y con un mayor valor añadido.


¿Cómo encontrar un redactor freelance?


Si buscas en Google “redactor” y una palabra relacionada con el sector, tipo de contenidos o tema sobre el que necesitas escribir (por ejemplo “informática” o “artículos”), seguramente encontrarás las páginas de varios profesionales.

Si quieres poder comparar rápidamente diferentes perfiles, puedes consultar el Directorio de Redactores, la mayor comunidad de copywriters en español. Es gratis, no tienes que registrarte y en unos segundos podrás consultar decenas de perfiles.

Otra posibilidad es buscar un redactor a través de una web de trabajo freelance o página especializada en escribir artículos. En ese caso, ten en cuenta que la empresa intermediaria se quedará una parte del dinero que pagues, por lo que estarás contratando a un redactor de categoría inferior al que tendrías si le buscas y contactas directamente en Internet.


¿De qué manera trabajan los redactores freelance?


Generalmente, los redactores freelance son autónomos y trabajan en casa, en una oficina o en un espacio de coworking. No es habitual que se desplacen a tus instalaciones para realizar un proyecto, pero pueden hacerlo si el trabajo lo requiere por algún motivo.

De lo contrario, lo habitual es que la relación con el redactor de contenidos se realice mediante correo electrónico, teléfono y Skype. El proceso suele ser el siguiente:

1. Envía un primer mensaje explicando lo que necesitas.

2. El redactor te responderá con un presupuesto para el trabajo.

3. Una vez aceptado el presupuesto, el redactor comienza a trabajar.

4. En el plazo acordado, te entrega una primera versión del contenido.

5. Puedes solicitar los cambios que desees hasta obtener el texto final.

Por supuesto, cada redactor profesional tiene su método de trabajo que puede incluir, por ejemplo, el envío de un cuestionario para que lo rellenes indicando tus necesidades.


¿Puedo pedir cambios en el texto?


Por supuesto. Normalmente las tarifas o presupuestos de redacción incluyen al menos una revisión en la que puedes pedir cambios en el contenido. Lo que no se incluye es si deseas una mayor extensión que la solicitada inicialmente, añadir más contenidos, etc.

Para evitar discusiones, solicita al redactor que te facilite un contrato de servicios de redacción o un presupuesto en el que se estipulen las condiciones del servicio.


¿Cuánto cobra un redactor freelance?


La redacción freelance es un sector no regulado y por lo tanto cada profesional cobra las tarifas que considera adecuadas. Por ejemplo, para escribir un artículo un redactor puede pedir 20 euros y otro redactor puede cobrar 50 euros, según su cualificación. También encontrarás gente dispuesta a hacer el mismo trabajo por 10 euros o menos.

Lógicamente, los redactores profesionales con experiencia cobran tarifas más altas, pero también aportan más valor a tu trabajo. Ten en cuenta que un contenido mal escrito, copiado de Internet o escrito por una persona que no tiene ni idea del tema, no cumplirá los objetivos de tu empresa e incluso puede penalizar tu posicionamiento e imagen.


¿Cuándo y cómo se paga a un redactor?


El pago se hace normalmente por transferencia bancaria, PayPal o en la pasarela de pago que algunos redactores tienen integrada en su web (como si fuera una tienda online). En cuanto al momento del pago, depende del copywriter y del trabajo: algunos redactores piden cobrar por adelantado (sobre todo con los clientes nuevos), otros piden la mitad por adelantado y el resto a la entrega, otros cobran después de hacer el trabajo, etc.


¿Puedo pedir una factura?


Por supuesto. Los redactores freelance tienen que estar registrados como autónomos o empresas para poder trabajar legalmente. Tienes derecho a exigir una factura por el trabajo realizado, que incluirá el IVA y la retención de IRPF correspondiente, como con cualquier otro profesional. Algunos redactores freelance también facturan a través de cooperativas de freelance o mediante las plataformas en las que ofrecen sus servicios.


Si tienes alguna duda más, escribe un comentario o contacta y te responderé encantado.