Perdona, pero saber escribir no es lo mismo que saber redactar

Pido disculpas por adelantado por si alguien se llega a sentir ofendido por este artículo, como sucedió en su día con aquel «No me impresionáis con vuestros currículum» con el que me llevé un buen número de críticas hace unos años. Pero, como el objetivo de este blog es ayudar a la gente que quiere ganar dinero escribiendo y no subir las autoestimas bajas, creo que ha llegado el momento de recordar algo muy simple pero que algunas personas todavía no parecen entender: saber escribir no es lo mismo que saber redactar. Es decir, para trabajar como redactor freelance no basta con saber poner una palabra tras otra… ¡Hay que hacerlo con criterio!

Perdona, pero saber escribir no es lo mismo que saber redactar

Tu mamá te quiere, pero no tiene ni idea


Desde que presenté la nueva versión de El Blog del Redactor Freelance, el tráfico de esta página se ha multiplicado por dos. Es una gran noticia, pero también significa que recibo casi el doble de mensajes de personas que me piden consejo o, más habitualmente, un trabajo.

Me parece perfecto, para eso creé esta comunidad hace diez años, y hago todo lo que puedo para ayudar a las personas que quieren ganar dinero escribiendo. ¡Pero lamentablemente no tengo una agencia de empleo ni una academia de redacción!

Digo esto porque a veces me llegan mensajes como este que no hay por dónde cogerlos. Para no ofender a nadie, se trata de un ejemplo que he inventado inspirándome en varios mensajes reales. Las acotaciones que aparecen entre corchetes [x] son apostillas mías:

«Hola Rafael [¡mal empezamos, me llamo Roger!]: me encantó tu página. Soy sexador/a de pollitos [o cualquier otra cosa que no tenga nada que ver con los contenidos] pero he oído que se puede ganar dinero escribiendo artículos o haciendo traducciones [bueno, eso si has estudiado traducción, supongo]. No tengo mucha experiencia [nada] pero una vez escribí un cuento en el colegio que le gustó mucho a mi mamá y no hago faltas de hortografía [os lo juro, me lo han escrito así]. ¿Crees que podría dedicarme a esto? ¿Puedes decirme dónde conseguir mis primeros clientes?».
Por supuesto, siempre intento responder a todo el mundo con amabilidad y animarle a dar sus primeros pasos en el mundo de los contenidos. Para ello no es imprescindible tener experiencia o formación específica en redacción, como demuestra el caso de esta enfermera reconvertida en copywriter. Pero sí hay que ser consciente de las carencias de cada uno y buscar la forma de compensarlas. Por eso me ha parecido necesario dedicar un artículo a explicar la diferencia entre saber escribir y saber redactar, que no son lo mismo.

Diferencia entre escribir y redactar


Si echamos un vistazo al Diccionario de la Real Academia, ya podemos ver las diferencias: 

  • Escribir: representar las palabras o las ideas con letras u otros signos trazados en papel u otra superficie.
  • Redactar: poner por escrito algo sucedido, acordado o pensado con anterioridad.

Es decir, cuando escribes simplemente te limitas a plasmar palabras o ideas en un papel, pero cuando redactas lo haces con intencionalidad y una planificación previa. Por tanto, escribir es un conocimiento elemental que te enseñan en la escuela, mientras que redactar es un conocimiento avanzado que adquieres más adelante y por otras vías de aprendizaje.

¿Es necesario saber escribir bien para poder redactar? Desde luego. ¿Alguien que sepa escribir bien está preparado para trabajar de redactor? No, y eso se nota cuando lees sus textos. Un texto bien escrito simplemente junta palabras de forma más o menos correcta hasta completar el espacio requerido. Lo terminas de leer y te quedas igual. Por ejemplo, la típica redacción de media página que piden en la escuela.

Sin embargo, un texto bien redactado parte de una idea pensada y madurada previamente, que se desarrolla a lo largo del texto siguiendo una estructura definida y que persigue un objetivo. Es decir, que cuando termines de leerlo hagas o pienses algo. Por ejemplo, un artículo de opinión o una página de ventas.

He buscado mucho por Internet, pero la explicación que más me ha gustado la he encontrado en una paginita encantadora que se llama «El sentido de las cosas» y dice así:

«Escribir es anotar cualquier texto o cualquier palabra, sea buena o mala, sea fuera de contexto, sea del tipo o sentido que sea... En cambio, redactar es sacar argumento sobre un tema con tus propios pensamientos y así exponer tus propias ideas y/o tu opinión».

Por supuesto, hay una tercera dimensión en la que prefiero no entrar, que es escribir en el sentido en el que lo hacen los escritores, o tal y como lo definen en el blog Redactor365.com:

«Escribir literatura es un parto de luz. Es como saltar a un vacío enganchado a escenarios, personajes, hechos irreales que pujan desde la cabeza a la punta de los dedos. A veces en solitario, a veces de a dos; pero siempre difícil y que roba las energías, desata los fantasmas que te rondan y susurran. Escribir literatura es catarsis. Por el contrario, para redactar debes y puedes tomar una postura distante. La razón se pertrecha de herramientas, datos, referencias con objetivos que rayan en lo mundano, en el día a día con delantal y móvil en mano».
Qué bonito esto del «parto de luz», ¿verdad? Aunque tampoco creo que sea lo que hacemos los redactores... ¡Al menos yo no he visto brillar ninguna luz cuando escribo un artículo!

Por qué es tan importante esta diferencia


Ahora que ya hemos aclarado la diferencia entre «escribir» y «redactar», quiero señalar que esta distinción me parece importante por tres motivos fundamentales. Ahí van:

  1. Como decía al principio, mucha gente que quiere ganar dinero trabajando desde casa se piensa que puede trabajar de redactor solo porque sabe escribir. ¡No es tan fácil!
  2. Del mismo modo, algunos clientes piensan que redactar es un trabajo fácil porque solo hay que saber escribir. Por lo tanto, cualquiera puede hacerlo y no hay que pagar mucho.
  3. También hay copywriters que creen que el trabajo que hacen es un arte que requiere un talento divino que no todo el mundo tiene y por eso pueden cobrar el dinero que quieran.
Si lo piensas bien, el 99 % de los problemas de nuestra profesión vienen de esta confusión entre «escribir» y «redactar»: textos de baja calidad, intrusismo profesional, tarifas bajas, clientes que no valoran el trabajo de los redactores, redactores que prometen cosas que no pueden cumplir, gente que te pide 500 euros por escribir una página de aterrizaje para una web… ¡Si todos tuviéramos clara la diferencia, seguro que habría muchos menos problemas!
La mayoría de los problemas de los redactores freelance vienen de la confusión entre «escribir» y «redactar» Clic para tuitear 

Entonces, ¿un redactor nace o se hace? Para mí, redactar es un trabajo similar a, por ejemplo, confeccionar zapatos. Lo puedes hacer de forma más o menos mecánica, aprendiendo unas técnicas básicas, para crear un producto que cumpla su función. Y también puedes hacerlo añadiendo a estas técnicas un componente de inspiración, talento, creatividad, etc. que haga que el resultado final tenga una mayor calidad. Pero, desde luego, saber utilizar unas tijeras y un bote de pegamento no te capacita para ganarte la vida como zapatero. Al igual que haber aprendido a escribir en la escuela no significa que puedas trabajar como redactor.

¿Cómo aprender a redactar?


Dicho esto, la siguiente pregunta lógica sería… ¿cómo se puede aprender a redactar? En mi opinión, es imprescindible partir de una base, que es saber escribir correctamente. Si no sabes manejar las herramientas del idioma, es imposible que puedas redactar de forma profesional.

Por lo tanto, si quieres trabajar de redactor, creo que los pasos lógicos serían:

  1. Aprender a escribir de forma correcta, clara y atractiva. Es tan sencillo como estudiar las normas del idioma y los aspectos básicos de la comunicación escrita. Esto es lo que enseñan en la escuela, y, si no lo dominas, siempre estás a tiempo de repasar los aspectos más básicos.
  2. A continuación, es necesario realizar algún tipo de formación específica como redactor. Es un tema del que hemos hablado mucho en este blog y existen varias opciones: estudiar una carrera como periodismo o filología, apuntarte a formación reglada como la que ofrece el Instituto Mallea, hacer alguno de los diversos cursos de copywriting no oficiales que se comercializan en el mercado, etc. O, simplemente, seguir a algunos de los mejores redactores y copywriters para aprender de los conocimientos que comparten en sus páginas y luego aplicarlos a tus trabajos.
  3. Una vez que tengas dominadas las técnicas de escritura básicas y las técnicas de redacción específicas, el siguiente paso es adquirir experiencia. Para ello, nada mejor que crear tu propia página web o blog en los que puedas poner en práctica todo lo que has aprendido y empezar a crear tu huella digital como profesional de los contenidos para que los clientes puedan encontrarte. 
De verdad: me escandaliza que casi el 60 % de los inscritos en el Directorio de Redactores no tenga una página web, blog o porfolio en el que mostrar sus trabajos. ¿Cómo pretendes que alguien te contrate para escribir para su empresa si no eres capaz ni de escribir para ti?

En conclusión, hace diez años puse en marcha El Blog del Redactor Freelance porque me parecía que esta profesión era demasiado desconocida. Quise compartir mi experiencia para evitar que otras personas cometan los mismos errores que yo y se den por vencidos antes de tiempo. Me siento afortunado por haber podido ayudar a mucha gente y también he aprendido mucho de las personas que visitan este blog. Creo que el trabajo de redactor freelance tiene un futuro prometedor, que existe una gran demanda insatisfecha en el mercado y que mucha gente puede ganarse la vida con esto como hago yo. Pero también hay que ser realistas y tener clara la diferencia entre saber escribir y saber redactar. ¿No?

Y para ti, ¿cuál es la diferencia entre escribir y redactar?

Roger Garcia
Roger Garcia
Soy periodista, redactor freelance y bloguero desde 2006. Escribo para otros porque quiero comprar tiempo para escribir para mí. Además, enseño a otras personas cómo ganar dinero escribiendo en «El Blog del Redactor Freelance» y en mi ebook «Guía del Redactor Freelance». ¡Si quieres hablar, contacta!

CONVERSATION

12 comentarios:

  1. Muy acertado tu escrito.
    Me da risa que hace unos meses una compañera de un curso me decía que se iba a tomar un curso de "¡Gana dinero escribiendo en internet!" y como sabe que lo hago me invitó a la plataforma. Me pareció terrible todo lo que decía el señor (ya no recuerdo quién era) y en un primer momento sí salté pensando que era competencia, rival o lo que fuese. Después, digamos que respiré y me di cuenta de lo que dices aquí: No es tan fácil aprender a redactar ni es un proceso de "1,2,3 y sé millonario". Nada lo es, por supuesto, pero redactar es como cualquier otra profesión: requiere formación, experiencia y calidad.
    Excelente artículo =).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, no es algo que se pueda aprender en un cursillo online de un par de semanas. Y desde luego no vas a hacerte rico escribiendo en Internet, al menos yo no conozco a nadie que lo haya logrado (tal vez sí puedes hacerte rico vendiendo cursos). ¡Saludos y gracias por el comentario, Lorena!

      Eliminar
  2. me encantó tu artículo, me reí muchísimo, de tus ocurrencias, gracias. Para mi escribir es caminar, redactar es bailar lo mejor posible cualquier ritmo popular de tu preferencia, hacer literatura o poesía es ser bailarín y elevarte al danzar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonita analogía, Carolina! Me alegro de que te haya gustado el artículo. ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Hola, Roger:

    En mi opinión (no sé qué te parece a ti), la literatura tiene como objetivo la expresión estética. En cambio, la meta de la redacción, concretamente, el copywriting, es convencer, vender...

    Yo, por ejemplo, me considero un escritor; no un redactor. Escribo textos de ficción tales como cuentos y poemas; aunque también redacto ensayos. No obstante, dado que la literatura no es una profesión rentable, he pensado en dedicarme a la redacción o al copywriting para ganarme la vida.

    Te pregunto: para tener éxito como redactor o copywriting, ¿basta mis conocimientos y habilidades de literato? ¿O es necesario que aprenda nuevas técnicas de escritura, técnicas relacionadas con la redacción freelance o el copywriting?

    Agradezco de antemano tu respuesta.

    Te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rodrigo:

      Yo creo que la literatura es una buena base para ganarte la vida como redactor.

      Sin embargo, estaría bien que hagas un poco de formación específica para aprender las técnicas más enfocadas a la redacción comercial. Y sobre todo la relación con el cliente, ya que cuando escribes para otros el control creativo es más limitado.

      ¡Saludos y suerte en esta nueva etapa, aquí me tienes para lo que necesites!

      Eliminar
  4. Otra vez, ha valido la pena dejar tu correo en la bandeja de entrada como asuntos pendientes y sentarme a leer uno de tus artículos cuando he tenido tiempo...¡cómo se degusta la diferencia entre un escrito y una de tus redacciones en tus posts...! se nota que lo haces con gusto ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Jordi! Este tipo de posts me salen de muy adentro, publicarlos ya no es tanto un gusto como un descanso... :-) Te deseo un 2018 lleno de éxitos!!!

      Eliminar
  5. Creo que hay que diferenciar 3 tipos de escritura:

    1) Escribir como acción, algo que casi todos sabemos hacer.
    2) Escribir literatura, un arte bastante difícil que requiere de muchos más conocimientos y talento que el saber poner una palabra detrás de otra.
    3) Redactar, que necesita sí o sí guiar al lector para transmitirle una realidad o guiarle a hacer una acción determinada. Un tipo de escritura que a su vez tiene muchas variantes. Periodismo, marketing de contenidos, copywriting, comunicación en redes sociales, storytelling...

    Para vivir de escribir hay que saber más que hacer el primer tipo de escritura. Creo que según el campo que se elija hay que adquirir habilidades determinadas. Por ejemplo, saber crear personajes e historias con las que la gente se sienta identificada. O transmitir información útil de una manera sencilla y amena para el marketing de contenidos. O hacer que un desconocido se vuelva acérrimo de una marca en un periquete (copywriting).

    Es decir, no es fácil ni crear literatura ni alguna de las variedades de la redacción comercial. Pero todo se puede aprender. Y un buen copywriter no tiene por qué ser un buen redactor de contenidos. Un buen redactor de contenido social puede que en su vida pueda crear un eslogan o le dé un telele si tiene que escribir más de 500 palabras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel:

      Estoy de acuerdo con la diferenciación que haces.

      También te digo que por lo que se ve últimamente en el sector editorial, escribir literatura cada vez se parece más a redactar (la mayoría de los libros se escriben muy enfocados a vender a un público determinado).

      Por otro lado, hasta que hace unos años se puso de moda la palabra copywriter, yo siempre había asociado este concepto al redactor publicitario, especialista en crear eslóganes y textos cortos en contraposición con el redactor que se enfoca a contenidos más largos.

      Pero ahora parece que todos los redactores somos copywriters y viceversa.

      En fin, será cosa de las modas… ;-)

      Eliminar
    2. Me ha encantado el post!

      Me gusta escribir mucho, soy bloguer pero empecé como un hobby escribiendo sobre lo que sé y me gustaba, no con un fin profesional y ahora que si lo hago trato de cuidar lo más posible la redacción pero... ¿realmente redacto? Me falta mejorar un montón y aparte reconozco que después de 17 años en España y querer adaptar el estilo para el público español, siempre cometo vicios argentinos.

      Ahora yo no sé si debido a leer tantos artículos de autores españoles, pero me doy cuenta que cuando paseo por periódicos online argentinos, si por lógica, deben ser periodistas quienes escriben, ¿tan horrible escribimos los argentinos?

      Me doy cuenta que tienen como una especie de desorden en las palabras, llevan a confusión y termino sin comprender lo que quiso decir, o es como decimos nosotros, que me estoy "agallegando"?

      Muy útil como siempre sus artículos, un gusto leerle y espero seguir aprendiendo y mejorando mis redacciones.

      Eliminar
    3. Hola Perla:

      Muchas gracias por tu amable mensaje.

      No sé si escribes o redactas, pero solo por el hecho de plantearte estas cuestiones con humildad ya te coloca en el camino correcto para convertirte en una profesional de la redacción.

      Me llama la atención las diferencias que encuentras entre los medios españoles y argentinos... Aunque hay buenos y malos redactores hay en todas partes, lo cierto es que en los últimos años el nivel de los medios digitales especialmente ha caído mucho en España. Imagino que en Argentina sucede lo mismo.

      En fin, te deseo los mayores éxitos en tu objetivo de mejorar tu nivel redacción y aquí me tienes para cualquier cosa en la que pueda ayudarte.

      Saludos,

      Roger

      Eliminar

Subir