¿Cómo reciclar tus viejos contenidos para darles una nueva vida?

¿Recuerdas los primeros artículos que escribiste en tu blog? Posiblemente, ahora te dan un poco de vergüenza al releerlos. ¡Pero seguro que contienen información útil para tus lectores! No los dejes caer en el olvido: a continuación puedes ver diversas estrategias para dar una nueva vida a tus viejos contenidos y hacer que te ayuden a conseguir más visitas, posicionamiento e ingresos. ¡A reciclar!

Autora +EdithGómez


Si eres un redactor de contenidos que busca ganar más dinero en Internet y cuentas con un blog para ello, es evidente que tendrás que mantenerlo actualizado y gestionarlo de la mejor manera. Es probable que tu blog sea de poca calidad, sobre todo si no eres un especialista en SEO que se planteó desde el inicio las ideas con claridad.

Al día de hoy debes tener contenidos que ya ni recuerdas, esos primeros que lograste publicar y que no estaban optimizados, ni promocionabas nada, sino que solamente deseabas ser leído.

Aunque las cosas hayan cambiado, esos post continúan allí. Puede que incluso sean muchos, hasta tal punto que ni siquiera hayas considerado la idea de reciclarlos. ¿Y ahora, qué piensas hacer con ellos? Te mostraré algunas estrategiasde marketing de contenido que te ayudarán a reciclarlos.

¿Y si el contenido es de poca calidad?


Primeramente tienes que determinar si el contenido antiguo de tu blog es de poca calidad o si realmente posee un gran valor. Para comprobar esto, debes revisar los viejos post que subiste y verificar lo siguiente:
  • ¿Están orientados a una palabra clave específica?
  • ¿Están bien optimizados? Es decir, no solo que se orienten a una palabra clave, sino que estén correctamente optimizados.
  • ¿Tienen formularios de suscripción?
  • ¿Tienen mejoras de contenido?
  • ¿Tienen contenidos visuales/audiovisuales?
  • ¿Tienen botones que faciliten el compartirlos en redes sociales?
Esto es lo primero. Si no están bien optimizados y orientados hacia tus objetivos, entonces estos post podrían considerarse de poca calidad, aunque ofrezcas buenas explicaciones en ellos.

¿Tratas los viejos contenidos como merecen?


¿Qué estás haciendo con tus viejos post? ¿Los estás recuperando? ¿Los estás compartiendo? ¿Promocionando? ¿Están activos? ¿O los estás ignorando?

Resulta útil que promociones tus contenidos, aunque sean antiguos. Por ejemplo:
  • ¿Los estás compartiendo en las redes sociales?
  • ¿Los estás enlazando desde los nuevos contenidos?
  • ¿Los destacas en lugares de la web para derivarles tráfico?
  • ¿Los estás reciclando?
  • ¿Son parte de tus boletines o autorespondedores?
  • ¿Los estás enlazando desde los artículos invitados que realizas?
Si muchas de tus respuestas han sido “No”, es porque estás tratando estos artículos como contenido de mala o baja calidad.

Y bueno, si realmente son malos, es mejor que no los compartas en tu comunidad, que debe estar acostumbrada a los buenos contenidos que has generado como redactor.

Sin embargo, aunque esto parezca algo difícil, la verdad es que puedes dedicar algo de tiempo para que dichos posts dejen de ser de mala calidad.

¿Cómo solucionarlo?


La respuesta se encuentra entre las mismas preguntas que has visto antes. La idea es editar esos contenidos y lograr mejorarlos. Una vez que estén listos, podrás reciclarlos y promocionarlos nuevamente.

Verás que reciclar viejos contenidos puede ayudarte a promocionarlos nuevamente, principalmente por las razones que puedes ver a continuación.

1. Son una fuente de tráfico: la primera razón es muy evidente, aunque no está de más mencionarla una vez más: los contenidos antiguos son una fuente de tráfico que te permite conseguir más conversiones.

Aun cuando consideres que esas publicaciones están pasadas de moda, la verdad es que puedes promocionarlas nuevamente, ya que pueden ser contenido evergreen, o aún pueden resultar llamativos para tu audiencia.

Por ejemplo, respecto al contenido evergreen, en algunos post seguro explicas aspectos básicos de tu sector, y este tipo de publicaciones nunca pasan de moda sino que siempre puedes promocionarlas.

Al contenido que consideres que está desactualizado puedes asignarle nuevos títulos atractivos, o llamativos. Por ejemplo, si tenías un post titulado: “Conoce las novedades del iPhone4”, ahora lo puedes promocionar con el siguiente título: “¿Recuerdas lo novedoso que era el iPhone4?”.

2. Pueden viralizarse: no todos los contenidos que se viralizan tienen que ser nuevos, ya que existen miles de contenidos que se han viralizado mucho tiempo después de hacer sido publicados. Incluso, muchos vídeos y contenidos se han convertido en virales largo tiempo después de haber sido creados y sin que su autor se haya enterado en primera instancia.

La mejor opción de la que dispones es la de promocionar tus antiguos contenidos de manera repetitiva, pues quizás alguno de ellos se vuelva viral.

3. Muestran tu experiencia: cuando publicas contenidos antiguos también te estás posicionando en el sector como una autoridad, ya que te mueves en él desde hace tiempo. Si no, imagina a una persona hablando sobre temas de gestión de fondos de inversión, pero que solo lleva unos meses trabajando en el sector. ¡Desde luego que no inspira mucha confianza!

Un sitio web resulta más creíble cuando su contenido es actualizado constantemente y con información de importancia desde hace años.

Revisar tus trabajos antiguos también puede ayudarte a que se conviertan en una fuente para inspirarte y escribir nuevas ideas. Así que no dudes en darle promoción a tus contenidos con el fin de dar a conocer tu antigüedad en el sector. La experiencia está a tu favor.

4. Te permiten conseguir más enlaces: reciclar contenidos también puede ayudarte a conseguir enlaces y mejorar tu posicionamiento. Si solo publicitas tus últimos contenidos reduces la probabilidad de que te enlacen, solamente, con esos contenidos. No obstante, si promocionas los antiguos, la gente podrá leerlos y enlazarlos.

Por el hecho de promocionar tus antiguos contenidos no quiere decir que los vayas a enlazar pero no estarás perdiendo nada si los promocionas.

Busca tus contenidos antiguos, y verás que estos te ayudarán a conseguir muchas ventajas. Esta promoción vale poco y puede dejarte grandes beneficios. Así que vale la pena intentarlo.

¿Cómo puedes adaptar estos viejos contenidos?


Los beneficios pueden ser mucho mayores si también dedicas algo de tiempo a cambiar el formato.

Cuando hablo de reciclar un contenido cambiando su formato, me refiero a que puedes generar muchísimos más contenidos, útiles para ser publicados en tu web, hacer notar tu presencia en las redes, e inclusive, tener ganancias extras.

Un ejemplo de ello sería que, si tuvieses un post de contenido evergreen, podrías hacer un vídeo explicando más detalles. Si te dedicas a esta tarea de reciclar post, podrás tener suficiente material para dar forma a un canal en YouTube.

De igual forma, también los puedes utilizar nuevamente para crear un curso. Puedes tomar post de buena calidad y agregarle nuevos detalles, organizándolos de tal forma que puedas mostrarlos como un curso.

Estas razones pueden impulsarte a emprender hacia nuevos caminos con apenas poco esfuerzo. Si haces un vídeo y te apoyas en un contenido antiguo es más sencillo que empezar de cero. Y ahora este nuevo vídeo tendrá incluso más valor.

¿En qué tipo de formatos puedes transformar esos posts?


Vídeos: puedes convertir un post en un vídeo, y esta es una opción de las inteligentes porque el vídeo es mucho más fácil de digerir, y tienes mucha variedad para hacerlo.

Podcasts: una de las ventajas que te ofrecen los contenidos de audio es que no tienes que mostrar tu rostro, ya que esto no le agrada a todo el mundo, y sin embargo, muchos usuarios pueden consumirlo. El único detalle es que si tu post es como una guía, o uno en el cual el usuario debe ver imágenes o ejecutar algunas acciones sobre una herramienta, este formato no será el más favorecedor.

Presentaciones: también tienes la opción de convertir tus post en diapositivas y colocarlos en SlideShare. Esto puede ser útil para que obtengas tráfico y enlaces de manera fácil. Lo único que necesitarías es tener capacidad de análisis y síntesis.

Imágenes para Twitter: estas imágenes pueden ser sencillas, con cualidades que se puedan compartir. En el mismo tuit también puedes colocar el enlace al post, lo cual te permitirá viralizar de manera más sencilla el contenido, al mismo tiempo que lo estás reutilizando.

Guías: si tienes varios contenidos sobre un tema específico, pero están disgregados, puedes juntarlos y convertirlos en un PDF para descargar. No requiere mucho trabajo ni incorporar cambios, solo tienes que unirlos de forma que tengan coherencia.

Cursos: otra forma de aprovechar tus viejos contenidos es crear cursos o guías enfocados en enseñar algo con mayor profundidad. Esto exige un mayor esfuerzo ya que tendrás que crear más contenido o hacer grabaciones en vídeo, pero el resultado puede ser increíble y podrías incluso venderlo.

Recuerda que, si deseas continuar aprovechando tus contenidos viejos, los puedes reciclar, modificarlos, renovarlos y hacer que se vendan mucho más y mejor. Con un formato novedoso siempre podrás promocionarlos aunque haga mucho tiempo que los preparaste. ¡Empieza a reciclar!

¿Cuándo empezaste a escribir en Internet? ¿Qué te parecen ahora tus primeros artículos?


Acerca de la autora

Me llamo Edith Gómez y soy editora en Gananciapasionada del marketing digital y especializada en comunicación online. Me niego a irme a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Sígueme en Twitter: @edigomben

También puedes leer:


CONVERSATION

2 comentarios:

  1. Esa una tarea que tengo pendiente desde que pasé a web y uso Yoast: actualizar los posts con todo lo que he ido aprendiendo de seo.
    Otra idea que agrego a tu lista: convertir el contenido en una infografía.
    Buen post, ¡saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bien pensado, Laura!

      Yo suelo aprovechar la época veraniega, más tranquila, para acometer estas tareas pendientes.

      ¡Saludos!

      Roger

      Eliminar

Subir