50 ideas para encontrar trabajo de redactor freelance

Cada semana alguno de los lectores de este blog me contacta para decirme lo siguiente: «Vale Roger, lo que cuentas es muy interesante, pero… ¿cómo encuentro trabajos de redactor? ¿Dónde están los clientes? ¿Puedes pasarme alguno?». Bien, como he comentado muchas veces, no tengo una agencia de empleo ni soy partidario de subcontratar a otros redactores. Pero llevo más de diez años en este negocio, vivo de escribir y sé qué funciona y qué no. De modo que aquí va un súper post con 50 cosas que puedes hacer para encontrar clientes y vender tus servicios de redacción. ¡Espero que te sea útil!


1. Crea una página web


Sí, lo sé, soy muy pesado con este tema. Pero insisto tanto porque es verdad: crear tu propia página web de servicios de redacción es la mejor manera de que los clientes te encuentren y te elijan para encargarte trabajos de redactor. ¡A mí es lo que mejor me ha funcionado! A continuación te muestro una captura de pantalla de mi bandeja de entrada de correo:




Todos estos mensajes son formularios de clientes que me han encontrado a través de mi web www.redactorfreelance.es y me contactan para pedir presupuestos de trabajos de redacción.

2. Publica un blog propio


Tener una página web no basta: como recomendaba el diseñador Álvaro Rubio en esta entrevista, hay que trabajar constantemente para mejorarla, añadir nuevos contenidos y optimizar el posicionamiento. Una forma estupenda de hacerlo es publicar un blog en el que muestres la calidad de tu trabajo. Escribe sobre temas relacionados con el sector en el que te interesa trabajar y así los clientes te encontrarán cuando busquen información de esa área.

3. Trabaja el SEO de tu web o blog


Aparte de publicar un blog, hay muchas otras cosas que puedes hacer para mejorar el SEO de tu página web o blog. Es un trabajo importante al que debes dedicar tiempo cada semana, por una sencilla razón: ¡hay muchas páginas de redactores freelance en Internet! Haz una prueba: busca «redactor«, «redactor freelance«, «redactor de contenidos«, etc. en Google y mira todas las páginas que aparecen. ¿Dónde está la tuya? Si no figuras en la primera página de resultados, es difícil que los clientes te encuentren y te contacten antes que a tus competidores.

4. Abre perfiles en las redes sociales


La trilogía básica de la presencia online está formada por tu página web, tu blog y tus perfiles en las redes sociales. Estas plataformas son útiles para conseguir visibilidad, generar visitas hacia tu sitio y conseguir clientes que te encuentren a través de algunas de tus publicaciones. Para empezar, te recomiendo crear perfiles en FacebookTwitterGoogle Plus y LinkedIn

Ser activo en las redes sociales también es imprescindible si quieres ofrecer servicios de community manager a tus clientes. ¿Qué empresa contrataría para gestionar sus redes sociales a alguien que ni siquiera tiene un perfil decente en las principales plataformas de este tipo?

5. Crea tu marca personal


Cuando empecé hace diez años, apenas había redactores freelance en Internet. De modo que el principal problema era que los clientes supieran que existe este tipo de profesional y te encontraran. Ahora hay más competencia, lo cual añade un nuevo problema: diferenciarte de otros redactores freelance. Una forma de hacerlo es construir una marca personal propia, que presente tu perfil de una forma atractiva a los clientes y les anime a elegir tus servicios. Mira este vídeo de Rosa Morel para ver cómo una buena marca personal puede cambiarlo todo:




6. Extiende tu huella digital


Imagina que Internet es como un inmenso mar al que cada día lanzas tu red para pescar trabajos de redacción. Cuanto mayor sea esta red, más posibilidades tienes de hacer alguna captura, ¿verdad? Una manera de ampliar tus posibilidades es extender tu huella digital, como recomienda Pedro Müller de Soyfreelancer.com en este interesante artículo de Quora. Se trata de hacer cosas en Internet para multiplicar los resultados que te mencionan y enlazan.

7. Cuenta quién eres y qué haces


Me encanta echar un vistazo a las webs de los redactores freelance que frecuentáis este blog, pero a menudo me llevo una decepción: muchos de vosotros no explicáis quiénes sois, de dónde venís, a qué os dedicáis… ¡En ocasiones ni siquiera ponéis vuestro nombre y foto! Te voy a decir algo que he comprobado personalmente con varios sitios que he tenido: lo que mejor funciona para generar confianza en un cliente es presentarte con tu nombre y perfil real, no bajo una marca inventada del tipo «somos un equipo de redactores profesionales que ofrecen todo tipo de servicios de redacción para toda clase de clientes al mejor precio etc.»

8. No busques ofertas, busca clientes


Siempre pongo el ejemplo del cerrajero que vino a abrirme la puerta de casa cuando me olvidé las llaves dentro. Me cobró 90 euros por abrir la cerradura con una radiografía y tardó más en prepararme el ticket que en hacer el trabajo. ¡Desde entonces se convirtió en mi ídolo dentro del mundo de los autónomos!

Un cerrajero no entra cada día en Internet para buscar encargos de clientes que le ofrezcan 5 o 10 euros por un trabajo y pelearse con otros cerrajeros a ver quién lo hace más barato. Tiene su marca, su página web, sus anuncios, etc. y son los clientes los que le contactan y solicitan sus servicios. Cuenta con unas tarifas publicadas y no se negocian.

¡Esa es la forma correcta de trabajar! Deja de perder tiempo buscando ofertas malpagadas y compitiendo en una subasta inversa con otros redactores para ver quién hace el trabajo por menos dinero. En lugar de eso, dedica tus esfuerzos a crear tu página web, tu marca personal, tu huella digital, etc. y atraer clientes interesados en tus servicios que te pidan presupuesto.

9. Especialízate en algún nicho


Al principio cometí un error muy típico: pensar que puedo escribir sobre cualquier cosa. ¡Pero no es verdad! Hay muchos temas que me superan, otros no me interesan lo más mínimo y en determinados casos reconozco que no soy capaz de ofrecer contenidos de calidad. Por eso me he especializado en temas que me gustan y que domino: marketing, tecnología, transporte y logística, planes de negocio, etc. Además, debes tener en cuenta que, si bien hace unos años se estilaban los redactores generalistas, actualmente los clientes demandan cada vez más redactores especializados que conozcan bien su sector y puedan aportar valor al contenido.

10. Firma los textos que publicas


Antes la norma era que los redactores freelance no firmáramos los textos porque el cliente prefería que la gente pensara que los había escrito él. ¿Pero en serio alguien se cree que el dueño de una tienda online tiene tiempo para actualizar su blog dos o tres veces a la semana? Firmar los textos que escribes es una buena idea para tu cliente y para ti como redactor por varias razones, pero la más importante es que ayuda a que otros clientes te conozcan y contacten.

11. Amplía tu catálogo de servicios


Otro de los errores frecuentes de los redactores que empiezan es centrarse en un abanico muy reducido de servicios en los que hay mucha competencia: textos para web, artículos para blog, ebooks... ¡Pero hay mucho más! Hace tiempo publiqué esta lista de 60 servicios de redacción que puedes ofrecer a tus clientes. Ampliar tu catálogo multiplicará tus posibilidades de obtener trabajos, que además generalmente están mejor remunerados que los infravalorados artículos para blog.

12. Recurre a tus contactos


Lo primero que hice cuando empecé a trabajar de redactor freelance en 2006 fue volver a contactar con todas las empresas para las que había trabajado anteriormente, explicarles qué hacía ahora y ofrecerles mis servicios de redacción. ¡Y funcionó! Algunas me hicieron encargos porque me conocían y confiaban en mí. Estos trabajos me ayudaron a salir adelante en mis difíciles primeros años como redactor y hoy sigo trabajando para varios de estos clientes.

13. Cuéntales a todos lo que haces


Aparte de volver a contactar con las empresas para las que has trabajado, cuando empieces a trabajar de redactor freelance, asegúrate de contarle a todo el mundo (familia, amigos, antiguos compañeros de trabajo, etc.) a qué te dedicas y ofrécete a ayudarles con cualquier contenido que necesiten. ¡Cualquiera puede necesitar un redactor en algún momento!

14. Contrata publicidad en Google


Los anuncios de Google son una buena forma de conseguir visibilidad y atraer clientes hacia tu página de servicios de redacción. Sobre todo cuando empiezas y tu sitio no está bien posicionado. Lo bueno de Google AdWords es que tú decides cuánto quieres gastarte. Por ejemplo, yo con una inversión de apenas un euro diario conseguí varios clientes nuevos cuando lancé la primera versión de mi página www.redactorfreelance.es (antes tenía otra que se llamaba Redactorautonomo.es y fue un fracaso, y previamente probé con www.rogergarcia.com). ¿No lo ves claro? Busca «redactor» en Google y mira cuánta gente se está anunciando ya.




15. Pon anuncios clasificados


Esta idea la tomé de mi hermano pequeño, que es transportista y durante una etapa en la que trabajó como autónomo ponía anuncios en páginas de clasificados para conseguir clientes de mudanzas. Pensé: ¿y por qué no? Así que inserté anuncios en los principales portales de anuncios clasificados ofreciendo mis servicios de redacción… ¡y funcionó! Conseguí algunos clientes que nunca se habrían planteado buscar un servicio de este tipo en Internet, pero que al ver mi anuncio me contactaban para preguntarme si podía escribirles una carta, un folleto para su pequeño negocio, un discurso para un acto al que tenían que asistir… ¡Pruébalo!

16. Date de alta en directorios


Los directorios parecen estar un poco pasados de moda, pero siguen siendo un recurso útil para los clientes que buscan profesionales de un determinado sector. Además de registrarte en el Directorio de Redactores, te recomiendo apuntarte también a todos los directorios que encuentres en Internet para freelance, pequeños negocios, negocios locales, etc. Aumentarás las posibilidades de que los clientes te encuentren y también tu presencia en el mundo online.

17. Vende artículos patrocinados


Si tienes un blog, puedes apuntarte a plataformas para vender artículos patrocinados como Publisuites. Te ayudará a generar algunos ingresos extra y además es una excelente forma de que los clientes te conozcan, vean que eres un redactor especializado en su sector y te hagan nuevos encargos en el futuro. Por otro lado, puedes incorporar la redacción y publicación de artículos patrocinados en otros sitios como un servicio adicional para ofrecer en tu web.

18. Publica tus tarifas


Siempre he sido partidario de publicar las tarifas de redacción que cobro a mis clientes porque me parece una estrategia comercial doblemente útil: anima a que los clientes te contacten, ya que se hacen una idea de cuánto les costará el texto que necesitan; y evita que te contacten clientes que no están dispuestos a pagar los precios que pides, por lo que ahorras mucho tiempo y esfuerzo en preparar presupuestos que luego no salen adelante. Además, para mí poner precio a tu trabajo transmite una imagen de mayor profesionalidad como redactor.

19. Ofrece minitrabajos


¿Sabes lo que es un gancho comercial? Consiste en ofrecer un producto o servicio a un precio muy atractivo, con el objetivo de atraer a los clientes. Es lo que hacen por ejemplo los supermercados cuando realizan ofertas de leche o aceite a precios por debajo de la media. Luego, la idea es rentabilizar a estos clientes vendiéndoles más productos o servicios a precio normal. Esto también funciona en el mundo de los redactores freelance. Por ejemplo, puedes publicar minitrabajos con precios ajustados en sitios como Geniuzz para que te conozcan. Una vez hayan probado tus servicios y vean la calidad que ofrecen, ¡puede que te pidan más cosas!

20. Crea paquetes de servicios


Otra manera de ofrecer precios más atractivos para los clientes es crear paquetes de servicios de redacción con un pequeño descuento a cambio de un mayor volumen y continuidad de trabajo. Además, a los clientes les encantan los precios cerrados y sin sorpresas. Por ejemplo, puedes ofrecer paquetes de redacción de artículos para blog, publicaciones en redes sociales, etc. Un consejo: haz que el pago de estos paquetes de servicios sea por adelantado, ¡porque si un cliente no paga es mejor que solo sea por un artículo que por un paquete de varias piezas!

21. Añade un botón de pago a tu web


Si ofreces servicios a precio cerrado, es una buena idea proporcionar al cliente la posibilidad de contratarlos y pagarlos directamente en tu web. Por mi experiencia, sé que muchos clientes se entusiasman con una idea, piden presupuesto a uno o varios redactores… y cuando ya tienen las ofertas sobre la mesa, su entusiasmo se ha enfriado o ha surgido otra cosa y ya no tienen tiempo para este asunto. En cambio, si han pagado el servicio, es más difícil que se echen atrás o elijan a otro redactor. Puedes ver cómo integrar un botón de pago de PayPal fácilmente en tu web aquí. 

(Dato curioso: a lo largo de los años he tenido varios casos de clientes que han pagado por un servicio en mi otra web Notas-prensa.es y luego no he vuelto a tener noticias de ellos, ni siquiera cuando me ofrecí a devolverles el dinero…).

22. Escribe posts invitados


Colaborar con otros blogs como autor invitado es una buena forma de darte a conocer, extender tu huella digital y conseguir nuevos clientes. Sin embargo, recuerda que no hay que confundir el guest posting con escribir artículos por la cara, como pretenden algunos editores de blogs. Yo aconsejo buscar sitios frecuentados por el tipo de clientes que te interesan y hacer una propuesta específica a su responsable para publicar un artículo tuyo en su web.

23. Asiste a eventos de tu sector


Internet resulta muy útil, pero no es la única forma de conseguir trabajo de redactor. Fuera de la Red hay todo un mundo físico lleno de empresas y profesionales que necesitan textos. Una buena forma de contactar con ellos es asistir a eventos que se organicen en tu ciudad (como el #Techday60 en el que estuve hace poco) o las ferias y salones de tu sector que se organizan cada año. Prepara un buen fajo de tarjetas o folletos para entregar, recorre los estands, habla con la gente, explícales qué haces y ofrece tus servicios. A mí me ha funcionado en eventos como el desaparecido SIMO de Madrid o el Mobile World Congress.

24. Ofrece tus servicios a puerta fría


Cada día dedico un buen rato a navegar por Internet, leer noticias interesantes, visitar páginas web de otros redactores o de empresas que me llaman la atención, etc. Cuando veo una página que necesita ayuda (está en construcción, faltan textos en algunas secciones, tiene faltas de ortografía, los contenidos no son buenos, el blog no se actualiza desde hace tiempo, etc.) busco el contacto del responsable y envío un mensaje para ofrecer mis servicios, como cuento aquí. ¿Funciona? Bueno, pues es más fácil que te contesten que cuando mandas una propuesta de bajo precio para una oferta de trabajo de redactor en la que compiten decenas de aspirantes.

25. Retoma el contacto con antiguos clientes


El otro día estaba rebuscando en las carpetas de mi disco duro para intentar localizar un documento antiguo y me sorprendió comprobar de la cantidad de clientes para los que he trabajado desde 2006: cerca de 300, al menos de los que conservo registros. En muchos casos, han sido proyectos puntuales (una carta, un texto para un folleto, etc.) y nunca he vuelto a saber de ellos. Pero al menos una vez al año busco cualquier excusa (cambios en mi web, un nuevo servicio, algún enlace interesante que he visto relacionado con su sector) para volver a contactar con ellos, preguntarles qué tal les va y recordarles que estoy aquí para lo que necesiten. Más de una vez, su respuesta es «Qué bien que hablo contigo, porque hace tiempo que queríamos poner en marcha un tema en el que nos gustaría que nos ayudaras». ¡Bingo!




26. Inventa nuevos servicios


El universo de los contenidos es tan enorme que apenas estamos arañando la superficie. Existen muchos nichos y servicios especializados que puedes ofrecer para conseguir nuevos clientes. Estos son algunos ejemplos que he visto recientemente y me han llamado la atención:

  • Leerenbodas: una web especializada en escribir discursos a medida para celebraciones.
  • Contenido Ecommerce: agencia que escribe descripciones de producto para tiendas online.
  • Redactor runner: un redactor que se ha especializado en el pujante mundo de las carreras.

Ahora piensa… ¿En qué puedes especializarte para ofrecer un servicio que sea original?

27. Vende contenidos antiguos


Si te gusta escribir, seguro que tienes textos en el cajón que nunca has llegado a publicar, fueron rechazados por otros clientes, no te llegaron a pagar, etc. Una forma de darles salida es intentar venderlos en páginas como Los Redactores, donde tú decides el precio del contenido. También puede servir para que un cliente te conozca y te haga nuevos encargos tras comprarte un contenido.

28. Recupera propuestas que no salieron


Aproximadamente el 60 % de las propuestas que envío no salen adelante: al cliente no le encaja el precio o los plazos de mi oferta, necesita tiempo para pensárselo o simplemente no responde. Un presupuesto enviado que no sale adelante es una pérdida de tiempo y dinero, de modo que es recomendable que vuelvas a contactar con los clientes que no han contestado e intentes averiguar qué ha sucedido. A veces es algo tan simple como que tu mensaje no llegó, no lo vieron, la persona de contacto ha cambiado o han aplazado el proyecto temporalmente.

29. Colabora con otros freelance


En el sector de los contenidos, la subcontratación se estila bastante: tengo un encargo de un cliente pero me falta tiempo o conocimientos para desarrollar el contenido. De modo que busco a otro redactor que pueda hacerlo, le pago menos de lo que el cliente me paga a mí y gano un dinero cómodamente. Sin embargo, yo lo he probado y no es tan buena idea como parece. En primer lugar, con los precios que se manejan en nuestro sector, para subcontratar y ganarte un margen mínimo de digamos el 30 %, tienes que pagar muy poco al otro redactor. En segundo lugar, si el cliente conoce tu estilo notará que el texto no lo has escrito tú. Y en tercer lugar, si el redactor falla o el cliente no paga, te encontrarás con un problema.

En lugar de la subcontratación, te recomiendo buscar la colaboración con otros redactores: tengo un encargo que no puedo o no me interesa hacer. En lugar de intentar sacar tajada, contacto con un colega redactor que sí pueda hacerlo y le paso el trabajo, o nos dividimos la tarea y el presupuesto. De este modo, el trabajo sale adelante, el cliente queda contento y el compañero redactor me tiene en cuenta si surge otra oportunidad de colaborar. Este esquema se puede aplicar también a la colaboración con otros freelance como traductores, diseñadores, community manager, etc. No digas que no a un trabajo: pásaselo a quien pueda hacerlo.

30. Contacta con agencias de marketing


Las agencias de marketing y comunicación presentan dos características muy interesantes para los redactores freelance: necesitan muchos contenidos y tienen poco tiempo y personal para escribirlos. Lo sé porque yo mismo trabajé en una agencia y actualmente tengo como clientes a varias de ellas. 

Entrar en este segmento no es fácil: cada día reciben curriculums de gente que quiere trabajar en agencias, de modo que si mandas un mensaje general ofreciendo tus servicios posiblemente ni lo miren porque se pensarán que quieres que te contraten en plantilla. 

Te recomiendo un enfoque más personalizado: sigue a estas agencias en las redes sociales (sobre todo LinkedIn y Twitter), haz comentarios en su blog para que se fijen en ti y mándales una propuesta personalizada del tipo: 
«Soy un redactor especializado en XX. He visto que vuestra agencia trabaja para clientes de este sector como XX y XX. Me gustaría ofreceros mis servicios como freelance externo por si en algún momento necesitáis un refuerzo para desarrollar contenidos de vuestros clientes».


Importante: las agencias son especialistas en no hacerte caso hasta que un viernes a última hora te contactan para pedirte un texto urgente para el lunes. Si superas la prueba, posiblemente contarán contigo en nuevos proyectos; si no contestas a tiempo, nunca más volverás a saber de ellos. 

31. Ofrécete a las tiendas online


Otro segmento en auge que necesita contenidos de forma intensiva son las tiendas online. Solo hay que echar un vistazo a cualquiera de ellas para encontrar fichas incompletas, textos de venta mal enfocados, blogs sin actualizar, etc. En este post de dos capítulos explico paso a paso la estrategia que puedes seguir para contactar con una tienda online y venderle un blog u otro contenido.

32. Apúntate a páginas de trabajo freelance


De acuerdo: hay muchas páginas de este tipo, pocos trabajos, excesiva competencia y precios bajos. Aún así, las webs de trabajo freelance son otro recurso más para encontrar clientes, si bien no debe ser el único (o te desesperarás). A mí me gusta probar todas las páginas de este tipo que voy conociendo y en algunos casos, como la desaparecida Nubelo, me han servido para encontrar algún cliente interesante. Para no perder el tiempo, mira esta lista actualizada de 12 webs en español donde ganar dinero escribiendo.

33. Publica comentarios en otros blogs


Qué envidia da cuando visitas el blog de otro y ves un montón de comentarios de clientes que preguntan, exponen problemas que tienen, etc. ¿Verdad? Una forma de conseguir visibilidad en estos sitios sin que te bloqueen por hacer spam es participar en los comentarios, intentando ofrecer siempre información útil sin que parezca que quieres vender tus servicios. Por ejemplo: 
«Soy un redactor especializado en XX. Yo te recomiendo probar XX, en un caso similar al tuyo me ha funcionado bien. Espero haberte ayudado y gracias a XX por este estupendo blog».

No olvides registrarte al publicar el comentario para que aparezca con tu perfil y enlace a tu web o blog.

34. Colabora con medios locales


Al principio de mi carrera trabajé en diversos medios de comunicación locales y aprendí dos cosas: son una gran escuela de redacción y tienen muy poco dinero. También pueden servirte para captar clientes. Por ejemplo, puedes publicar una columna en un periódico local, hacer una sección en un programa de radio o participar en una tertulia, siempre como especialista en tu sector. Seguramente no te pagarán o te darán una miseria, pero es un buen escaparate para dar a conocer tu perfil y conseguir que te vean y contacten empresas de tu zona que pueden necesitar tus servicios.

35. Ofrécete a los medios de tu sector


Durante dos años trabajé también en una editorial de revistas especializadas. Puedo decirte que estos medios pagan un poquito mejor, aunque el trabajo puede ser bastante aburrido (sobre todo si no te interesa el tema del que trata la publicación. Yo escribía sobre jardinería, artes gráficas, envases, etc.). 

En estas publicaciones siempre trabajan con freelance, porque tienen una plantilla de redactores escasa o nula. Es complicado entrar, pero si eres especialista en su área y te presentas demostrando que puedes aportar valor, es posible que te pasen trabajos.

36. Crea un infoproducto


El tema de pagar por acceder a los contenidos aún está bastante verde, al menos en el mercado del español. Sin embargo, si creas un contenido interesante y, especialmente, que no se pueda encontrar en ningún otro sitio, y lo pones a la venta en tu web o blog y en sitios especializados, puedes obtener algunos ingresos no muy elevados, pero sí constantes. Son los denominados infoproductos: ebooks, guías, cursos de formación, seminarios, conferencias… Aparte de generar ingresos, también ayudan a promocionarte y posicionarte como un experto en tu campo, lo cual contribuye a atraer a los clientes.

37. Monetiza tu blog


Además de ser una buena plataforma para darte a conocer y atraer a clientes, tu blog también puede convertirse en una fuente de ingresos adicional. Existen muchos sistemas para monetizar un blog pero lamentablemente la mayoría no funcionan, a menos que tengas millones de visitas. En esta serie de artículos te cuento todos los sistemas de monetización que he probado, aunque ya te adelanto que te centres en dos: publicidad y posts patrocinados. Estos dos métodos tienen la ventaja de permitirte entrar en contacto con clientes que pueden requerir tus servicios una vez que conozcan cómo trabajas.

38. Contacta con empresas nuevas


En 2016 se crearon más de 100.000 empresas en España. Una empresa nueva siempre necesita contenidos, en cada fase de su ciclo de vida: plan de negocio, textos para la web, artículos para blog, cartas comerciales, manuales, folletos y catálogos, contenidos de formación, etc. Cuando sepas de una empresa nueva, corre a contactarla y ofrecerle tus servicios: si eres el primero, es posible que ganes un cliente que te puede durar muchos años.

39. Fórmate continuamente


Cuando surgieron las redes sociales, yo no tenía ni idea de cómo funcionaban. Pero me pareció una buena oportunidad para ampliar la comunidad de El Blog del Redactor Freelance, así que me formé en la materia. ¡Al final también me ha servido para ser community manager de algunos clientes! Ampliar tu formación te permitirá mejorar como redactor y encontrar nuevas oportunidades negocio. 




Algunos temas en los que creo que vale la pena formarse en estos momentos son: posicionamiento SEO, e-commerce, mobile marketing, community management, inbound marketing con Hubspot, automatización del marketing con MailChimp, lectura fácil, etc. ¡Ahí hay oportunidades para los redactores!

40. Sigue a los influencers


Actualmente hay muchos expertos, gurús, influencers o como quieras llamarlos de los que puedes aprender mucho para mejorar en tu trabajo y encontrar nuevas oportunidades de negocio. Consulta esta lista de algunos los redactores freelance más influyentes y busca a los líderes de tu sector para seguirles, contactar con ellos y hacer que te conozcan. ¡Nunca se sabe, de ahí puede surgir algo interesante!

41. Aprende de otros profesionales


Aparte de los redactores, existen profesionales freelance en otros sectores mediante los cuales puedes aprender cosas muy interesantes para potenciar tu trabajo. Por ejemplo, a mí me gusta especialmente cómo se lo montan los dentistas, que en general ganan mucho más dinero y viven más tranquilos que la mayoría de los otros autónomos que conozco. Pero también he aprendido cosas realmente útiles de los abogados, traductores, redactores médicos, diseñadores, escritores de ebooks, etc.

42. Potencia tu networking


El networking es el arte de hacer contactos profesionales no con el objetivo de venderles algo, sino de establecer una relación que pueda resultar provechosa en el futuro. 

Siempre que veo a algún redactor, emprendedor o profesional que me parece interesante, le sigo en las redes sociales, hago algún comentario en su blog y le mando un mensaje de presentación por correo electrónico. 

De este modo, me han surgido oportunidades de trabajo a las que no hubiese podido acceder de ninguna otra forma. ¡Estar bien relacionado es esencial para un freelance!

43. Acude a espacios de coworking


Si trabajar en casa te aburre o no se dan las condiciones adecuadas y tampoco tienes recursos para alquilar una oficina o despacho, los espacios de coworking son una excelente opción para trabajar como redactor, como explica María-Christina Ru de Coworking On. Además, en este tipo de espacios conocerás a otros profesionales freelance con los que puedes colaborar en proyectos conjuntos.

44. Participa en comunidades


El trabajo del redactor freelance es muy solitario y cuando estás aislado tiendes a perder la perspectiva. Participar en comunidades profesionales como Foro Freelance, Copywriting en Español en Facebook o el grupo de El Blog del Redactor Freelance en LinkedIn te permite estar contacto con otros redactores para resolver dudas, compartir información y poder colaborar. También podrás darte a conocer, hacer contactos y acceder a oportunidades de trabajo.

45. Apúntate a asociaciones y colegios


Los colegios profesionales y asociaciones sectoriales son foros interesantes para compartir experiencias y encontrar oportunidades, porque muchos cuentan con una bolsa de trabajo propia. También suelen organizar formaciones y eventos para sus miembros. Además, pertenecer a estos colectivos da prestigio y transmite confianza a los clientes. Por ejemplo: el Colegio de Periodistas, la Unión de Correctores o la Asociación de Redactores Médicos.

46. Haz nuevos contactos en LinkedIn


Generalmente, cuando hablamos de las redes sociales nos referimos sobre todo a Facebook y Twitter. Pero he de decir que casi nunca he encontrado una oportunidad de trabajo en estos canales, que sí son útiles para otras cosas. En cambio, en los últimos años LinkedIn me ha proporcionado algunos contactos de clientes interesantes, desde que empecé a tomarme en serio mi presencia en esta red social y aprendí a crear un perfil profesional en LinkedIn con expertos como Ivo Fiz.

47. Funda un medio digital


¿Crees que escribes contenidos de calidad pero no te pagan lo suficiente? Entonces, deja de quejarte y da el siguiente paso: funda un medio digital especializado en tu sector, en lugar de seguir malvendiendo tu trabajo a otros editores. Es por ejemplo lo que han hecho las chicas de Recycrafts y me parece una evolución lógica para cualquier blogger o redactor especializado.

48. Vende marketing de contenidos


Si te diriges a una empresa para ofrecer tus servicios de redacción, es posible que no entiendan qué quieres venderles. En cambio, si les hablas de «marketing de contenidos» seguro que prestan atención, porque está de moda. Al fin y al cabo, el content marketing es escribir contenidos para empresas que les ayuden a posicionarse y vender; lo que llevamos haciendo toda la vida. Pero a veces es tan importante la forma de presentar un servicio como sus características reales, de modo que vale la pena familiarizarte con la filosofía y la terminología del marketing de contenidos. Puedes hacerlo siguiendo a la gran maestra Eva Sanagustín.

49. Inspírate en lo que hacen los demás


No me refiero a copiar: es una mala idea, porque cuando imitas a otros siempre vas por detrás. Pero en todo momento hay que tener un ojo puesto en la competencia, analizar lo que hacen y aplicar a tu trabajo de redactor freelance aquello que te pueda servir. Por ejemplo, esta es la razón por la que he empezado a cuidar más las fotos de los artículos que publico en este blog y me aseguro de que incluyan el nombre de mi página, etiquetas descriptivas, etc. porque mejora el posicionamiento en Google Imágenes.

50. Abre una tienda de servicios de redacción


Para terminar, una idea que hace años que me ronda por la cabeza: abrir una tienda de servicios de redacción a pie de calle. Pienso en una pequeña oficina en un local comercial, a la que cualquiera pueda entrar para solicitar la redacción de un texto que necesite (desde una carta de reclamación a un discurso al recibir un premio o un folleto para su negocio). Y en los ratos en los que no tenga que atender a clientes, podría ir trabajando en los encargos que me llegan de la web. ¿Qué te parece? Creo que funcionaría, o como mínimo sería una excelente historia para ofrecer a los medios de comunicación locales y conseguir un poco de promoción gratuita para mi marca personal.

Ahora te toca a ti: ¿qué te ha funcionado y qué no para encontrar trabajo de redactor/a? ¡Cuenta!

CONVERSATION

20 comentarios:

  1. ¿Sabes? Hace tiempo que pensé en la tienda de redacción. Vivo en una ciudad pequeña y mucho antes de lanzarme a emprender pensé en esa idea de "escribo por ti". Hay mucha gente a la que se le puede sacar de apuros. Gracias por compartir tus ideas y estrategias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana:

      ¡qué bueno que hayamos tenido la misma idea! Eso significa que no estoy loco del todo ;-)

      Yo creo que podría funcionar, me lo empecé a plantear en una época en la que quería alquilar un despacho para separar un poco mejor el trabajo de mi vida personal. Vi que alquilaban una pequeña oficina a pie de calle y pensé que podría estar bien colocar un cartel y abrirla al público.

      Al final no llegué a un acuerdo con el dueño por el precio, pero me sigue rondando la idea. Hasta tenía pensado el nombre: "El Escriba - Servicios de Redacción" jejeje

      De modo que si finalmente te animas y abres la tienda, ¡cuéntame qué tal te va, por favor!

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
    2. Uy, yo tuve la idea por la misma razón y también le busqué un nombre. Me lo guardo por si un día me animo a hacerlo :)

      Eliminar
    3. Hola Ana:

      ¡qué bueno que tuviéramos la misma idea!

      ¿El nombre se puede saber o te lo guardas por si acaso? :-)

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
  2. Gracias por tus consejos. Aunque tengo un un deseo en mi corazón de pintar el mundo con letras, se me hace algo ( complicado iniciar) Pero tus consejos me alientan. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julio:

      gracias por tu mensaje.

      Es cuestión de ponerte con ello, hay muchos enfoques para ganar dinero escribiendo y es cuestión de ir probando cosas diferentes hasta que encuentres lo que funciona y te hace sentir a gusto.

      Tal vez te sea útil esta selección de artículos para empezar:

      http://www.redactorfreelance.com/2014/11/quieres-trabajar-de-redactor-freelance.html

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
  3. Hola Roger:
    Hace tiempo que te sigo porque tus consejos me parecen muy interesantes.
    Este artículo me resulta muy inspirador. Me he dado cuenta de que he dado ya algunos de los pasos que comentas, aunque aún me quedan otros muchos de la lista ;)
    Lo cierto es que tienes razón. No hay que cerrarse a una única opción: diversificar y especializarse. Aunque parezca contradictorio no lo es en absoluto.
    Saludos y enhorabuena por tu blog.
    Alicia Ocejo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alicia, eres muy amable.

      Me alegro de que el artículo te haya resultado útil.

      Estoy de acuerdo en que hay que probar varias cosas y buscar enfoques originales.

      El redactor especializado cada vez está más valorado y a la larga es más interesante escribir sobre temas que te gustan.

      Un abrazo,

      Roger

      Eliminar
  4. Hola Roger.
    Excelente recopilación de ideas!!
    Y muchas gracias por la mención :)
    Un abrazo y nos vemos dentro de unas semanas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ivo:

      Me alegro de que te guste, nos vemos en el Encuentro de Redactores el 1 de julio.

      Un abrazo,

      Roger

      Eliminar
  5. Hola Roger,

    Estoy aplicando varios de tus consejos de golpe...

    Soy desarrollador web (o sea que, técnicamente, tu blog pertenece a otro sector) y siempre me ha fascinado el mundo de la redacción.

    Tanto, que me he apuntado al evento de Javi Pastor y Rosa Morel.

    Como he visto que eres uno de los ponentes, me he dicho "voy a ver qué escribe este chico" y, oye, da gusto.

    Montones de consejos interesantes, prácticos y aplicables.

    Hoy he estado escribiendo un discurso y también pensaba en que una tienda para ofrecer escritos funcionaría.

    "El escribidor", lo llamaría yo.

    Un placer contactar contigo.

    Nos vemos el día 1!

    Javi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Javier!

      Tómatelo con calma, yo me he tirado diez años para probar todo esto. :-)

      Qué bien que nos podamos conocer el 1 de julio en Madrid. ¡Ya queda poco!

      Y gracias por lo de "chico"... Acabo de cumplir mis 40 y estoy un poco depre...

      Un abrazo y nos tomamos una en Madrid,

      Roger

      Eliminar
  6. Hola Roger, ¿Cómo estás? Me parece genial este artículo, una gran ayuda para los que recién comienzan o para los que están estancados y no saben qué hacer. Yo creo que lo más importante de todo es ser perseverante hasta lo insano. Insistir y tener paciencia sin dejar de trabajar nunca. Me parecen importantísimos los consejos de marca personal, dedicar tiempo a las propias redes sociales y blogs, etc., cosa en la que estoy reprobada. Aquí en Argentina tenemos un dicho: "En casa de herrero cuchillo de palo", desconozco si se utiliza también por allí pero en mí se aplica a la perfección.
    También es importante saber que es muy difícil que las cosas fluyan desde el comienzo, por lo que, en los inicios, es recomendable no ser el sostén económico del hogar o contar con algunos ahorros de ser posible.
    De todas maneras, el primer paso -y el más importante- es animarse a comenzar.
    ¡Espero que sigas bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Virna:

      Muchas gracias a ti, eres muy amable.

      En España tenemos el mismo dicho y además se cumple: cuántos redactores he visto que tienen su propio blog o redes sociales totalmente abandonados…

      Coincido también contigo en el tema de los ahorros. Como he comentado en otros artículos, sentir la presión de que no llegas a final de mes es muy malo para trabajar como freelance porque te lleva a precipitarte y aceptar condiciones inadecuadas.

      En definitiva: perseverancia y también probar cosas diferentes, si no obtienes los resultados que esperas.

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
  7. Hola Roger. Soy Jenny y escribo desde Colombia. En busca de información sobre el mercado internacional de redacción -si es que existe este mercado-, me encontré con tu página.

    Muchas gracias por todo lo que escribes y compartes. Yo soy redactora, editora y correctora de estilo desde hace buen tiempo. Inicié en periodismo científico, luego en prensa local y nacional con temas diversos y continué una larga carrera académica en el campo de la salud pública, donde edité un gran número de publicaciones.

    Hace cinco años estoy en el sector cooperativo redactando y corrigiendo para una gran grupo empresarial en mi país.

    Mi experiencia me reitera lo que he aprendido en mi formación y trayectoria de comunicadora: Conocer y comprender al público -tu público en este caso-, me refiero al cliente directo y al público al que quiere llegar tu cliente, es el mayor factor de éxito para un redactor. Con frecuencia debo escribir discursos para los presidentes y gerentes del grupo empresarial con el que trabajo. Sin conocer el pensamiento, las ideas y la forma de expresión de ellos, no es posible para mí escribir un buen texto y que sea valorado. Que el cliente se refleje en estas palabras y las sienta propias. El redactor debe lograr "desaparecer" del texto.

    Mucho tiene que ver también la forma cómo te relacionas con la organización o cliente. Una cosa es trabajar "para" ellos y otra profundamente distinta es trabajar "con" ellos. Eso hace una diferencia cualitativamente significativa. Y al final, también cuantitativa, pues te contratan más y te pagan mejor.

    Me ha gustado mucho tu iniciativa del Directorio. Muy útil, aunque algunos deberán revisar muy bien lo que escriben allí, pues es su carta de presentación. Bueno, todos debemos hacerlo siempre.

    Gracias de nuevo por tu generoso aporte a este gremio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jenny:

      Muchas gracias por tu amable mensaje, tienes un perfil muy interesante.

      ¿Trabajas para una empresa o como freelance?

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
  8. Hola Roger. Trabajo en Colombia como freelance, pero tengo un cliente muy frecuente, casi permanente, que es un grupo empresarial cooperativo en mi país. Para ellos redacto una revista y contenidos para varios sitios web, además de discursos, comunicaciones y otros tipos de contenidos de corte empresarial dirigidos a cliente externo e interno. Como estudié y trabajé muchos años en Salud Pública, tengo varios clientes de trabajos de grado o de proyectos de investigación que deben presentar informes a agencias internacionales, así que les apoyo en redacción o correcciones.

    Me esfuerzo por formarme más en este tema y aprender de quienes tienen más experiencia. Por eso me agrada mucho haberme encontrado con tu blog. Gracias de nuevo y qué bueno que sigamos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:

      Encantado de saludarte y me parece muy interesante lo que haces.

      Yo también redacto revistas corporativas y es un tipo de trabajo que me encanta.

      Veo que no te falta trabajo, pero si te apetece puedes apuntarte al Directorio de Redactores:

      http://www.redactorfreelance.com/p/directorio-redactores-freelance.html

      ¡Saludos y aquí me tienes para lo que necesites!

      Roger

      Eliminar
  9. Hola! soy Amanda, redactora freelance. Sigo en la etapa de "escribo para una revista especializada" (sobre un tema que no me interesa para nada). Sin embargo, los ingresos que recibo me permiten vivir bien. Ya estoy trabajando en mi proyecto de blog personal porque estoy muy desmotivada acerca del trabajo que estoy haciendo.
    Me gustó mucho tu post, en especial la idea de la tienda. Sin dudas es algo que me gustaría intentar algún día.
    También comparto tu opinión sobre la relación con nuestros colegas redactores, sobre la soledad del redactor y de hecho he pensado mucho sobre la posibilidad de habilitar un espacio coworking.
    Gracias por los conejos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amanda:

      Te entiendo perfectamente, yo me pasé diez años en trabajos que no me gustaban.

      Te animo a lanzar tu blog personal/web de servicios y buscar proyectos que te motiven más.

      ¡Aquí me tienes para cualquier cosa que necesites!

      Saludos,

      Roger

      Eliminar

Subir