Suscripción

lunes, 24 de noviembre de 2014

Entrevista a Javier y Laura de Vorágine: "Es prácticamente imposible ofrecer un texto de calidad por menos de 10 euros"

¿Alguna vez has pensado en ir un paso más allá y dejar de ser un redactor freelance que trabaja en casa para crear tu propia empresa, tener una oficina, colaboradores que trabajan para ti, etc.? Javier Ruiz y Laura Palau lo han hecho: son los fundadores de Vorágine, una agencia de servicios de redacción, corrección y traducción. Me ha encantado charlar con ellos porque me parece que tienen las cosas muy claras sobre cómo llegar a los clientes, defender un precio, etc. Yo he aprendido un montón de cosas, ¡espero que su experiencia también te sea útil!

Javier Ruiz y Laura Palau, fundadores de Vorágine.
Contadnos quiénes formáis Vorágine y cómo os embarcasteis en esta aventura.

Detrás de lo que es Vorágine en sí hay dos personas: Javier Ruiz y Laura Palau, quienes nos pasamos el día corrigiendo y escribiendo en castellano y catalán; y junto a nosotros, hay un gran grupo de freelancers a los que hemos ido seleccionando sin prisas por la calidad de su trabajo para complementar todos aquellos sectores de la comunicación que, personalmente, no podemos ofrecer.

Os definís como una “agencia de comunicación digital que colabora con empresas y con otras agencias”. ¿Qué servicios ofrecéis?

Los dos primeros años nos centramos en corrección de textos; pero de un tiempo a esta parte (aproximadamente, desde 2012) nos hemos volcado en el marketing de contenidos, que consideramos imprescindible para cualquier empresa y agencia de marketing, y la redacción de textos de toda la vida (publicidad, manuales, etc.). Aun así, seguimos ofreciendo servicios de corrección para particulares y empresas, y también gestionamos traducciones.

¿Consideráis que a las empresas y a las agencias les interesa externalizar este tipo de trabajos? ¿Por qué?

En cuanto a la corrección y la traducción, creemos que la mayoría de las empresas no tienen una conciencia clara de esta necesidad, pese a los esfuerzos de grupos como UniCo o Asetrad. En cambio, prácticamente todo el mundo sabe que necesita estar en Internet, y esto va más allá de tener una página web (blogs, redes sociales…), por lo tanto, las empresas ya dan por sentado que necesitan buscar esos servicios fuera.

Las agencias de marketing tienen una gran demanda de estos servicios, pero no conocemos a ninguna que cuente todavía con un departamento específico de marketing de contenidos: ahí entramos nosotros; y no solo en castellano, sino en muchos otros idiomas.

¿Cuál es vuestro servicio “estrella” o que tiene más demanda?

Sin ninguna duda, el marketing de contenidos y la redacción SEO para webs. Hoy día, contar con un experto en redacción que también tenga conocimientos de curación de contenidos y de SEO on page (estructura de los textos, etiquetas, orden, palabras clave, etc.) es fundamental para conseguir buenos resultados, y nosotros lo estamos viendo día a día.

Visita www.delavoragine.com para saber más sobre esta agencia.
De cara a los clientes os presentáis como una marca unificada. ¿Pero estáis constituidos como empresa? ¿Cómo os organizáis?

Sí, estamos constituidos como una S.C.P. pese a que seguimos funcionando con un modelo de trabajo freelance. Lo que queríamos desde el principio era unir a un grupo de profesionales bajo un mismo nombre que la gente identificase con un servicio de calidad.

¿Cuáles son las principales vías o estrategias por las cuales os llegan los clientes? ¿Qué peso tiene cada una aproximadamente?

Usamos tanto estrategias de captación directa (contacto por mail y teléfono) como indirecta (creación de contenidos, presencia en redes sociales, SEO, etc.); en lo que se refiere a la captación directa, creemos que, en especial, para agencias tenemos un producto muy definido y delimitado que ellas necesitan, por lo que no tenemos reparos en ofrecérselo. Por otro lado, evidentemente, nos llega mucha gente a través de Google, ¡si no nos supiésemos posicionar a nosotros mismos con lo que hacemos, estaríamos apañados!

¿Cuál es el sistema que os ha funcionado mejor para daros a conocer?

¡Ser muy pesados! Hemos tocado a todas las puertas que hemos querido, porque sabemos que aquello que hacemos, lo hacemos bien. En relación a esto, y pese a un mundo cada vez más digital, hemos tenido la suerte de comprobar que el boca a boca que se sucede a un trabajo bien hecho sigue funcionando.
"Trabajar en casa o en una oficina no tiene tanta importancia como hacerlo bien; no obstante, tener una oficina o despacho te permite ir más allá del trabajo freelance"
¿Vais a ver a los clientes a su oficina? ¿Pensáis que es importante el contacto cercano y personalizado en un trabajo que a menudo se hace a distancia?

¡Por supuesto! No nos pasamos el día de aquí para allá, pero sí que centramos nuestro contacto con empresas y agencias con reuniones, visitas y cafés incluso.

Cobráis una tarifa mínima de 30 € para cualquier encargo, por pequeño que sea. ¿Los clientes lo entienden y aceptan?

Por lo general, las empresas y particulares sí lo entienden; a aquellos que no lo ven claro, procuramos explicarles que el encargo no se limita al propio encargo, sino a atenderles, comprenderles, realizar el proyecto (¡por breve que sea!), recibir su valoración… Al final, siempre se dedica más de una hora.

También hacéis paquetes de contenidos para empresas a precio cerrado. ¿Os regatean mucho con las tarifas u os sentís correctamente valorados?

De todo hay. Pero la inmensa mayoría no nos ha regateado nunca. Esto tiene su secreto: en su momento, realizamos estudios de mercado y sabemos que es prácticamente imposible ofrecer un producto de nuestra calidad a menor precio; las agencias lo ven y lo entienden.


Para ver las tarifas de Vorágine y su análisis
de los precios del sector, pulsa aquí.
A diferencia de la mayoría de freelance, habéis dado el paso y contáis con una oficina, estáis organizados como una empresa, etc. ¿Pensáis que es necesario para llegar a clientes grandes? ¿Recomendáis a otros freelance que lo hagan?

Pese a lo que pueda parecer, incluso cuando no trabajábamos en la oficina (¡tampoco en pijama, que conste!) nos contactaron varios clientes grandes. Para nosotros, hoy día, trabajar en casa o en una oficina (o en la playa) no tiene tanta importancia como hacerlo bien; no obstante, el modelo clásico de oficina o despacho sí lo vemos positivo si quieres ir “más allá” del trabajo freelance. Obviamente, al final todo depende de los objetivos de cada uno y del modelo con el que te sientas más cómodo.

Finalmente, ¿qué consejo daríais a un freelance que empieza ahora en el sector de los contenidos y quiere ganarse la vida con esto?

Paciencia. Es broma pero, a la vez, no lo es. A nuestro modo de ver, el sector de la comunicación en general está un poco saturado; pero al final si lo que haces, lo haces bien, terminan abriéndote la puerta. También vemos imprescindible adecuarse al formato digital; esto quiere decir tener un blog, darte a conocer y convertirte tú mismo en una muestra de tu trabajo.

¿Te gustaría hacer alguna pregunta o comentario a los fundadores de +Vorágine? ¡Adelante!


4 comentarios:

  1. No conocía esta empresa, estoy de acuerdo en lo que cuentan, sobre todo en lo de la paciencia y el buen hacer

    ResponderEliminar
  2. como postularse para optar a trabajar como redactor en vorágine

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:

      aquí te lo explican:

      http://www.delavoragine.com/trabaja-con-nosotros/

      Saludos,

      Roger

      Eliminar
  3. Me pareció interesante el comentario sobre esta plataforma nueva, espero recibir mas consejos sobre esto, ya que pretendo prepararme para entrar en este medio freelance y obtener buenos resultados, Saludos!!!

    ResponderEliminar

Comentario pendiente de moderación. Muchas gracias.