Suscripción

lunes, 11 de marzo de 2013

Consejo para Iñaki Urdangarín: la próxima vez, contrata a un redactor freelance y ahorrarás en abogados


Tras leer las acusaciones que se hacen al yerno del Rey por cobrar astronómicas tarifas por informes que presuntamente no existían o estaban copiados de Internet, me surge la siguiente pregunta: ¿no habría sido más fácil contratar a un redactor freelance para al menos intentar guardar las apariencias? Somos especialistas en escribir por dinero. ¡Pero es que igual ni siquiera sabe que existimos!

Estimado Iñaki Urdangarín, futuro ex Duque de Palma:

sigo con gran interés las informaciones relativas a tu proceso judicial por presuntos cargos de malversación de caudales públicos, prevaricación, fraude y falsedad documental. De entre todas las noticias publicadas en la prensa, me ha llamado la atención ésta:


Urdangarín copió de internet el informe que cobró al Villarreal
El informe de once folios que pagó el empresario Fernando Roig, propietario del club de fútbol Villarreal, a Iñaki Urdangarín por valor de 690.000 euros fue copiado de internet, según los investigadores del caso Palma Arena (…) Si el Villarreal abonó al «colectivo» Nóos casi 700.000 euros por un escueto estudio plagiado de internet, la pregunta que se hacen los investigadores es para qué recibió realmente ese dinero Iñaki Urdangarín (publicado por El Mercantil Valenciano)

Perdona la expresión, pero en mi humilde opinión como redactor freelance hay que ser muy tonto, muy vago o muy caradura para cobrar más de cien millones de pesetas por un informe y entregar a cambio un documento de 11 páginas que al parecer estaba copiado burdamente de Internet. ¿Es que creías que no te podían pillar? ¿O es que el máster en ESADE no te da para más?


La próxima vez que consigas un encargo tan bien remunerado, hazte un favor: contrata a un redactor freelance y págale no sé, mil o dos mil euros para que te haga el informe. Hay muchos profesionales de la redacción que por ese módico precio te hubiéramos elaborado un hermoso "ladrillo" de 100 o 200 páginas, totalmente original e inédito, sobre cualquier tema que quisieras en menos de un mes. Para mí personalmente hubiera sido un placer trabajar en un proyecto de este tipo. Y mi madre, ya te lo aseguro, se hubiera puesto a dar saltos de alegría si se enterara de que hecho un encargo para la Familia Real.

Si hubieras actuado de esa forma, nadie habría podido decir que copiaste el informe de Internet (bueno, imagino que ni siquiera hiciste tú personalmente la chapuza) y al menos ahora no tendrías que responder de esa acusación. Cierto, como no soy un experto en los temas que manejas, seguramente el informe que te hubiera elaborado tampoco pasaría a la historia del sector; pero te aseguro que hubiera sido bastante más digno que el que presentaste. Me parece increíble que, después de conseguir que te paguen los informes a más de 6.000 euros la página, no tengas ni la decencia de guardar las formas entregando algo decente. En otros casos, al parecer ni siquiera aparecen informes que justifiquen las facturas, o son simples listados de nombres. ¡Qué poca imaginación, hombre!

En fin, ahora ya es tarde pero si sales del tremendo lío judicial en el que te has metido (y mi intuición me dice que saldrás mejor parado de lo que sería de esperar) y decides retomar tu actividad como consultor, por favor acuérdate de los redactores freelance.

Somos un colectivo formado por miles de profesionales decentes, diligentes y sobre todo baratos, capaces de producir tantos informes como necesites por poco dinero. Y no te preocupes por la discreción: ¡sabemos guardar la confidencialidad de los clientes!

Un cordial saludo,

Roger Garcia
Redactor Freelance

Imagen: Lasprovincias.es


¿Crees que la profesión de redactor freelance es suficientemente conocida?

5 comentarios:

  1. Sabias palabras Roger, por ese módico precio, Iñaki se hubiera podido permitir una flota de redactores que le entregaríamos informes como churros. A esos precios, hubiera podido robar el doble o el triple de lo que se ha agenciado. Si es que ni para estafar le echan imaginación...
    P.D: Te seguimos en la sombra Roger!!

    ResponderEliminar
  2. Lo último que necesitaba Iñaqui era redactores. Es probable que el dichoso informe ni siquiera lo haya tenido jamás en sus manos. Es obvio que él vendía otra cosa.

    ResponderEliminar
  3. Definitivamente me parece que es un caradura. Espero que si realmente es culpable, la justicia le haga devolver toda esta cantidad de dinero, y un poco más. Queria ganar tanto que ni siquiera quería gastar en redactores profesionales.

    ResponderEliminar
  4. Jajajajjajaj fino humor el tuyo Roger, está muy bien el post

    ResponderEliminar
  5. Uun artículo muy acertado Roger. Eres lo máximo y te sigo desde hace años. ¡Dale más vida al blog!

    ResponderEliminar

Comentario pendiente de moderación. Muchas gracias.