Suscripción

lunes, 25 de febrero de 2013

Los autónomos no tendremos que pagar el IVA de las facturas hasta que las cobremos. ¡Aleluya!


El Gobierno cumplirá en 2014 la promesa electoral realizada en 2011 de que los autónomos podamos liquidar el IVA una vez hayamos cobrado la factura. Aunque llega tarde, es una estupenda noticia, porque de esta forma no estaremos obligados a adelantar un dinero que no nos corresponde y que supone una sangría intolerable para nuestras maltrechas finanzas. ¡Pero queda tanto por hacer!

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció durante el reciente debate sobre el estado de la Nación que a partir de enero de 2014 los autónomos y las pymes no tendrán que pagar el IVA hasta que no hayan cobrado las facturas. Se trata de una de las promesas que llevaba en su programa electoral en 2011 y “sólo” habrá tardado tres años en cumplirla. ¡No está mal!

Aunque tampoco vaya a resolver la crisis, esta medida es importante por la siguiente razón: en la actualidad, cada trimestre si estás dado de alta como autónomo de régimen general tienes que pagar a Hacienda el 21% de IVA que aplicas en las facturas que emites para los clientes. El problema es que, a menudo, los clientes tardan 30, 60, 90 o más días en pagarte. Esto significa que, para una factura de 1.000 €, tienes que adelantar 210 € que no vas a recuperar hasta que el cliente te pague, tal vez varios meses después.

Es mucho peor cuando se trata de un cliente moroso que decide no pagarte la factura: entonces te quedas sin cobrar y además tienes que pagarle a Hacienda el IVA de un trabajo que no has cobrado. Existe un procedimiento para anular las facturas impagadas, pero es bastante complicado y para aplicarlo tienes que haber adelantado el dinero a las arcas públicas.

Algo se mueve

Desde luego, esta decisión del Gobierno (bueno, de momento sólo es otra promesa, veremos si se cumple) me ha parecido muy positiva porque termina con una situación anómala. El coste que suponía para la economía de los autónomos el hecho de tener que adelantar el IVA de las facturas no cobradas se agravó cuando en verano de 2012 el Gobierno decidió subirnos por sorpresa el IRPF y el IVA hasta el 21%, lo cual significa ingresar menos y tener que adelantar más dinero en concepto de IVA. En definitiva, estamos financiando al estado a costa de nuestros modestos ingresos.

La subida del IRPF se supone que es temporal y en 2014 bajará hasta el 19%, por lo que junto con el aplazamiento del pago del IVA ahora anunciado es de esperar que los autónomos que sigamos en activo el año que viene dispondremos de un poquito más de liquidez y podremos levantar algo la cabeza; ¡a menos que se saquen otra subida de impuestos de la manga, claro!

Hace poco el Gobierno también anunció una rebaja de la cuota de la Seguridad Social al 50% durante los primeros seis meses para los emprendedores menores de 30 años. Parece que por fin algo se está empezando a mover para que los autónomos, que constituimos un pilar básico de la economía de este país, podamos afrontar mejor la larga recuperación económica que nos espera.

Más propuestas

Sin embargo, aún queda mucho por hacer: a finales de 2011, la Federación Nacional de Autónomos (ATA) planteó al Gobierno 100 propuestas para salir de la crisis enfocadas a este colectivo. Algunas me parecen francamente buenas: liquidar el IVA cada seis meses en lugar de trimestralmente; congelar o reducir los impuestos y tasas que pagan los autónomos hasta el final de la crisis; crear líneas de microfinanciación; perseguir la morosidad con contundencia; facilitar la cotización simultánea como asalariado y autónomo; impulsar una bolsa de trabajo pública para autónomos; subvencionar la adquisición de equipos informáticos; y muchas más. 

Os recomiendo leer la lista completa porque vale la pena. ¡Esperemos que el Gobierno actual también las tenga en cuenta!


¿Qué otras medidas crees que pueden beneficiar a los redactores freelance?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentario pendiente de moderación. Muchas gracias.