Suscripción

miércoles, 31 de octubre de 2012

Este artículo no te solucionará la vida, pero vale la pena



Me ha encantado un artículo del Blog de Amalio Rey titulado El timo de los títulos amarillistas en los blogs. Básicamente, alerta sobre la costumbre cada vez más extendida  de poner a los artículos títulos que luego no se corresponden con su contenido. ¿Te ha sucedido? ¿Tú mismo lo practicas? Sigue leyendo, porque lo que dice su autor al respecto vale la pena.

Según señala Amalio, que por lo que cuenta en su perfil es un cubano-europeo afincado en Málaga, la plaga de los títulos que luego decepcionan afecta tanto al periodismo "serio" como a los blogs. Pero resulta igual de inexcusable en ambos casos, sobre todo cuando lo que se persigue principalmente es que el lector pulse en el artículo sólo para sumar otra visita a las estadísticas de una web o blog.


Tal y como explica Amalio: 
"Te encuentras un título molón, picas, entras al post… y resulta que se habla de cualquier otra cosa menos de lo que promete el titular. Cuando el lector descubre el amaño, ya habrá leído el post, sumó una visita a las estadísticas de tráfico, y hasta con suerte le ha gustado (por otras razones distintas a la que entró) y lo ha retuiteado. Es así como funciona el timo."

A mí me sucede a menudo algo similar cuando busco en Internet información sobre algún asunto del que deseo documentarme (por ejemplo "Cómo conseguir más lectores para tu blog" :-) y lo que me encuentro principalmente son artículos copiados unos de otros que "refríen" una y otra vez las mismas ideas. La única diferencia es que cada vez están peor expresadas. Además, posiblemente fueron "robadas" en su día de un post de otro país que alguien se tomó la molestia de traducir para plagiarlo.

Hacer esto puede generarte visitas a corto plazo, pero a la larga tiene efectos negativos. Amalio resume excelentemente en su artículo algunos casos. Yo añadiría también que, si Google es la mitad de "listo" de lo que dicen, sus algoritmos deberían ser capaces de detectar este tipo de artículos cuyo título no se corresponde con el contenido y que la gente deja de leer en seguida. Acto seguido, debería penalizarlos eliminándolos de los primeros resultados de búsqueda y de ese modo contribuiría a terminar con esta mala práctica de posicionamiento que desvía tráfico de sitios que sí ofrecen información interesante.

Mientras no suceda esto, la búsqueda en Internet seguirá siendo un ejercicio agotador. Pero también tendrán más valor las páginas y fuentes que sí ofrecen contenidos originales e interesantes. Para saber más, os recomiendo leer el artículo completo.

¿Qué opinas sobre poner títulos que no se ajustan al contenido del artículo? ¿Todo vale para conseguir lectores?



2 comentarios:

  1. Hola,
    Esta práctica es castigada por Google. Una de las vías de "penalización" son los clics negativos. Es decir, el lector es atraido por un título y, al darse cuenta de que el post no tiene nada que ver, retorna a la lista de resultados, incluso Google le ofrece al lector la posibilidad de bloquear ese sitio web.
    El hecho de que el usuario "se devuelva" es mal visto por Google y si eso se repita muchas veces, el autor del blog puede ser advertido o desplazado en la lista de resultados.
    Por otra parte, los usuarios reconocen este tipo de blog (por su nombre) y no entra nuevamente.
    No creo que sean muy frecuentes los casos en los que, como dice Amalio, el lector se quede y hasta lo tuitee. Y es que hoy día los usuarios saben muy bien lo que quieren y sus búsquedas son muy concretas.
    Otra desventaja para los blogueros que hacen esto es que toman el riesgo de que los lectores se marchen pronto del blog, ello aumenta el porcentaje de rebote en sus métricas lo cual es una desventaja al momento comercializar un blog.
    Por estas razones no es nada recomendable incurrir en esta práctica. Además de engañar a los usuarios, puede perjudicar seriamente un blog.
    Un saludo cordial,
    Mª Elena Arcia
    www.periodista-digital.net

    ResponderEliminar
  2. Hola Mª Elena:

    ¡Gracias por esta interesante aclaración!

    Tomamos nota de que no es nada conveniente intentar dar gato por liebre.

    No estaba seguro de que Google ya lo estuviera penalizando, pero queda claro.

    Saludos,

    Roger

    ResponderEliminar

Comentario pendiente de moderación. Muchas gracias.