Suscripción

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Formas de pago para cobrar tus trabajos de redactor


Cualquiera que se dedique a vender sabe lo importante que es ofrecer todas las facilidades posibles a los clientes para que te paguen del modo en que prefieran. Sin embargo, debes tener en cuenta que no todas las formas de pago son iguales, ya que en algunos casos se generan comisiones, plazos de cobro o riesgos que pueden llegar a ser importantes.


A continuación voy a comentar los principales medios de pago que utilizo actualmente con mis clientes de encargos de redacción freelance y las ventajas y desventajas que encuentro en cada uno de ellos.

Transferencia bancaria o ingreso en cuenta: es el sistema que emplea el 90% de mis clientes para pagarme y el más favorable desde mi punto de vista. Cuando les envío la factura o el presupuesto (en los casos en los que pido un pago por adelantado) les indico una cuenta corriente donde ingresar el dinero. La mayoría de empresas ya trabaja con bancos online, de modo que no les cuesta nada hacer una transferencia desde el ordenador.

En el caso de los clientes que no cuentan con esta posibilidad o a quienes su banco les cobra una comisión por hacer transferencias, les ofrezco la opción de ingresar el dinero directamente en la ventanilla de mi banco. Para ello, es recomendable que tengas una cuenta abierta en alguna de las grandes entidades del país, las que tienen oficinas en todos los sitios, o bien que trabajes con diversos bancos para que puedan elegir el que les resulte más conveniente.

La única desventaja que le encuentro a esta forma de pago es que las transferencias pueden tardar de 2 a 3 días en aparecer en tu cuenta, lo cual significa retrasar el inicio del trabajo en caso de que estés pendiente de un anticipo o empezar a trabajar sin tener plenas garantías de que el cliente cumple lo acordado.

PayPal: es la segunda forma de pago más utilizada por mis clientes, pero debo decir que resulta muy minoritaria y sobre todo la emplean aquellos que están en otros países y no quieren pagar los altísimos costes de las transferencias internacionales.

La creación y mantenimiento de una cuenta en PayPal es gratuita, pero debes saber que te cobran comisiones considerables sobre los pagos que recibes. De modo que es ventajoso porque el dinero llega inmediatamente a tu cuenta y lo puedes retirar en pocos días, pero se lo cobran sobradamente. Otro aspecto delicado de PayPal: como es un medio de pago garantizado, el cliente tiene la posibilidad de realizar una reclamación del importe abonado en caso de no estar satisfecho con tus servicios. En ese caso, PayPal congela los fondos, abre una investigación y puede ser que te dé la razón o acabe devolviendo el dinero al cliente. En resumen: creo que hay que ofrecer esta posibilidad de pago, pero no potenciarla excesivamente.

Cheque bancario: es una opción que de entrada no ofrezco a mis clientes, pero algunos de ellos la usan unilateralmente y no tengo más remedio que aguantarme. He de decir que odio profundamente los cheques: tienes que esperar a que te los manden por correo, existe la posibilidad de que no tengan fondos, en algunos casos debes aguardar a un determinado día para cobrarlos, no puedes hacerlo en cualquier entidad, a menudo te aplican comisiones, etc. La verdad es que siempre me ha parecido un sistema de cobro muy malo y poco seguro usado para entorpecer y dilatar el pago; evítalo si puedes.

Tarjeta: he valorado en varias ocasiones la posibilidad de incorporar una pasarela de pago a mi página web para poder aceptar cobros mediante tarjeta de crédito o débito. Sin embargo, esa integración tiene una complejidad que supera mis conocimientos. Además, todavía hay mucha gente que no se fía, especialmente si es la primera vez que trabaja contigo, y prefieren hacerte una transferencia bancaria o un ingreso en lugar de dar los datos de su tarjeta en tu web.

Por otro lado, a nivel operativo lo veo un poco difícil de implementar ya que deberías fijar tarifas cerradas para tus servicios, de forma que el cliente pudiera seleccionar el importe tipo cesta de la compra, lo cual no es muy viable con los proyectos de redacción, que suelen ser a medida. Aún así, estuve haciendo algunas pruebas con una aplicación de PayPal que permite el pago mediante tarjeta en otra de mis webs, pero no ha tenido mucho éxito y además PayPal te cobra comisión por los pagos que recibes. Si alguno de vosotros conoce un sistema mejor para incorporar el pago con tarjeta a una web, me encantará oírlo.

Pago a través de terceros: esta posibilidad se refiere a las plataformas de trabajo freelance como Nubelo que se encargan de intermediar en el cobro al cliente. Me parece una posibilidad interesante para simplificar el tema de los pagos y además te ofrece más garantías, ya que el cliente abona por adelantado el presupuesto a la empresa intermediaria y ésta te lo transfiere posteriormente una vez has finalizado el trabajo con éxito (sistema de escrow). Sin embargo, cabe señalar que la empresa intermediaria se lleva una comisión (por ejemplo, en el caso de Nubelo es un 8%) y que al menos en España no todos los clientes están dispuestos a pagar el 100% del proyecto por adelantado, sobre todo cuando se trata de importes considerables.

¿Qué otras formas de pago conoces que sean adecuadas para los redactores freelance?

3 comentarios:

  1. Yo en mi caso utilizo Neteller y Webmoney. En el caso de Neteller te entregan una tarjeta MasterCard sin cargo de emisión ni mantenenimiento. Se puede retirar en cajero con un cargo extra y realizar todo tipos de compra sin regargo tanto online como offline. Las transferencias de dinero no tienen cargo.

    Webmoney cobra poca comisión y recién estoy comenzando a utilizar este sistema de pago.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por todo lo que explicas.
    Yo utilizo mucho Pay Pal porque trabajo con el extranjero.
    Lo que comentas de Nubelo también lo estoy viendo mucho en webs extranjeras (oDesk, Elance).
    El cheque creo que debería estar ya extinguido, pero una cosa sé: un cheque siempre es pagadero en el día, es un medio de pago en efectivo equivalente al dinero. A veces, las empresas le ponen una fecha haciéndose la ilusión de que es un pagaré, pero ese es un instrumento distinto. En otras palabras: no se puede poner fecha a un cheque, es pagadero a la vista.

    Espero que ayude.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén:

      gracias por tu comentario.

      Te agradezco también la aclaración respecto al cheque. Yo diría que alguna vez me han mandado algún cheque y al ir a cobrarlo me han dicho que debía esperar hasta tal día, pero tal vez era un pagaré y no supe diferenciarlo.

      De todas formas, donde estén las transferencias o PayPal que se quite todo lo demás. En cualquier caso, ¿no te cobran mucha comisión con PayPal?

      Saludos,

      Roger

      Eliminar

Comentario pendiente de moderación. Muchas gracias.