Suscripción

martes, 6 de julio de 2010

¿He dicho ya que odio el fax?


En relación al post anterior (¿Cómo asegurarte de que van a pagarte?) me viene a la cabeza que la logística de las firmas de contratos es un tema curioso. 

Tradicionalmente, cuando firmas un contrato de redacción con un cliente lo haces in situ o se lo envías por correo y te lo devuelve firmado, pero eso resulta muy lento. También hay empresas que siguen usando el fax, un artefacto que yo considero que debería desaparecer de inmediato por el bien de la humanidad. Es lento, sucio, ineficiente, molesto, etc.

El sistema que uso yo para estos casos es imprimir, firmar y escanear el documento para mandarlo por correo electrónico, resulta mucho más rápido y eficiente. A efectos legales no estoy 100% seguro de que sea válido (realmente tengo que fichar a algún abogad@ para este blog) pero hasta ahora no he tenido problemas con este procedimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentario pendiente de moderación. Muchas gracias.